domingo, 20 de marzo de 2011

Reto: Poema de amor, lejos de lugares comunes

Leo, en internet sobre todo, infinidad de poemas de amor que parecen siempre el mismo, tal es la profusión de lugares comunes. Siempre he pensado que es más difícil escribirle un buen poema al amor feliz que al amor traicionado y dolorido. Pero creo que se puede intentar (se debe intentar) fuera del parque temático del amor ese lleno de maripositas, pupilas clavadas en mis pupilas, cuerpos ardientes en la noche estrellada... en fin, esas cosas que uno escribe según termina de leer a Becquer, a los 15 años o en un momento de ceguera apasionada. No se me malinterprete, respeto a quien escribe estas cosas como respeto a los "grandes" poetas y a quien sólo escribe la lista de la compra, pero me gustaría poder dirigirme a cada una de esas personas que vuelven una y otra vez a subirse al tiovivo del verso amoroso y proponerles otros escenarios. Sé que en muchos casos el cambio de registro no apetece, más aún teniendo numerosos seguidores que califican de maravilloso, precioso, sublime e imprescindible ese trabajo repetitivo. En cualquier caso, lanzo mi reto, porque la poesía se merece que, por un rato, dejemos de marearla...


Poema

Hay un mendrugo de pan
sobre la mesa
pellizcado por dos manos distintas,
una alfombra
que guarda las pisadas
de un baile continuo y agarrado.

Hay ventanas que no tienen cortinas,
la sombra de una rama
sobre cuerpos dormidos,
un si no estás
que escuece en la lengua pastosa
y una cuchara que chupamos por turnos.

Hay un aire que corre
de tu pulmón al mio,
dos caricias en el lomo de un libro
y una biblioteca
plagada de ratones.

Y hay un rojo Venecia
pintándonos la cara,
y un azul ultramar
sosteniendo horizontes
y una carcajada pendiente del espejo
dónde no quiero
que se borre tu imagen.

8 comentarios:

  1. Es difícil el reto, eso si, superado con nota. No llego a tanto:

    ESO LO OTRO Y LO DEMÁS
    A Ana

    No son los corazones los que suenan,
    los corazones no laten juntos;

    son nuestras palabras al ritmo
    taquicárdico de la risa.
    (que libera momentos)

    Eso sí que es querernos;

    también lo otro.
    (y lo demás)

    ResponderEliminar
  2. yo no entiendo pero te digo que me encantó leerte y de los pajarillos y flores huyo cual gato del agua... pero eso(supongo) son gustos personales.

    un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Beberme tu risa
    esta mañana
    con rayos amarillos
    de marzo.
    Y tus rizos,
    salados y cilíndricos
    como caracolas,
    apoyados en mi frente
    saludando a mi nariz
    granate y experta
    en tu olor.
    Desayunarnos mermeladas
    de frutas campestres
    porque era un campo de amapolas tu piel,
    dejar todo sin acabar
    y volver a empezar
    porque es primavera
    y me cruje la tripa.
    Y me crepita el alma.


    Meri Pas Blanquer


    Querida Mayte, ha sido un ejercicio estupendo, me costó, vaya si me costó.

    ResponderEliminar
  4. No sé si te refieres exactamente a esto, pero yo te lo dejo, por si acaso...

    http://la-pixelita.blogspot.com/2010/08/yo-solo-respiro.html

    Me gustó mucho el tuyo. Es cierto, que a veces, es mucho más difícil escribir sobre el "amor feliz" como tú dices, sin caer en la ñoñería. En mi poema hay una mariposa...pero no vuela, está hecha de plumas...

    besos!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos, voy a poner "en portada" los poemas para que todo el mundo los disfrute.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. I don’t bookmark sites but i will bookmark this! LOL!

    online pharmacy

    ResponderEliminar
  7. Sí, así es cuando es feliz...¡me suena!

    ResponderEliminar