viernes, 29 de noviembre de 2019

Últimas lecturas



El lector de Julio Verne
Almudena Grandes - 9/10

Esta segunda entrega de los "Episodios de una guerra interminable" me ha gustado mucho, me ha recordado a mis lecturas de infancia, las aventuras enormes que viví con "Las minas del Rey Salomón" o "Hacia el norte en el Albatros", novelas además que habían sido de mi padre, con su papel amarillento y su aroma de posguerra. Los relatos de aquella posguerra que escuché entonces no tenían nada que ver con lo que aquí se cuenta, pero igualmente he visto a mis padres, a mis tíos, a mis abuelos en sus particulares travesías, mucho más cómodas que lo que Almudena nos relata, todo hay que decirlo. Aquí hay héroes y villanos, hay misterio y hay traidores, hay injusticias y justicieros, como en las de aventuras, aunque lo que se cuenta, dentro de no ser la realidad exacta es una realidad también y bastante dolorosa.


Un tranvía en SP
Unai Elorriaga - 9/10

¡Menuda novela! Hay que leerla para entender lo que quiero decir, porque me temo que por más que me esfuerce no voy a conseguir transmitir lo que tiene dentro. Es cortita y enorme. Es rara, parece rara, pero una vez que entras toda esa extrañeza inicial cobra sentido y parece que lo raro es lo demás, lo que está fuera. Es tierna y dulce y seria y amable y dura y divertida y... yo qué sé. Terminé de leer con una sonrisa que no esperaba, con el horizonte más limpio y más elevado.




Mamohtobo
Nancy Peña / Grabriel Schemoul - 10/10

Esto es una auténtica joya, una belleza con un guión emocionante y mágico, un dibujo magnífico dentro de su originalidad y una narrativa visual estupenda. La historia vuela a ratos y a ratos se detiene, se queda en suspenso y se siente el frío de los hielos polares, el calor del vodka en la garganta, el olor del hierro oxidado de los barcos y hasta los sonidos de un puerto, todo mientras miras una viñeta durante unos segundos. Me ha gustado muchísimo, creo que se nota.


sábado, 9 de noviembre de 2019

Últimas lecturas - Otoño desigual


Inés y la alegría
Almudena Grandes - 9/10

Por algún motivo no había caído todavía en mis manos ninguno de estos "episodios de una guerra interminable" de Almudena Grandes. Les tenía ganas y mi marido me regaló los tres primeros por mi cumpleaños.
Reconozco que me dio un poco de miedo empezar, porque la novela que estoy escribiendo habla también de momentos de posguerra, aunque sea en un escenario diferente. No quería que nada me influyera y me asustaba la posibilidad de encontrar ya escrito algo de lo que yo creía haber creado de la nada... como si se pudiera crear algo de la nada.
En cuanto a la novela, por la nota se puede deducir que me ha gustado mucho. Almudena escribe muy bien, no es ninguna novedad para nadie... o quizá sí, al menos para mí, porque no había leído casi nada de ella hasta ahora.
Lo que me ha resultado más sorprendente ha sido no haber oído nunca nada sobre aquella invasión del Valle de Arán en 1944. Para que luego digan que sabemos Historia... No sé vosotros, pero yo no sabía absolutamente nada y eso me ha hecho pensar en cuántas cosas no nos han contado, cuántas ignoramos sin saberlo, cuánto nos queda por indagar si queremos poder pensar por nosotros mismos. Una tarea interminable e inabarcable pero sumamente estimulante y enriquecedora.
Un buen, muy buen comienzo para esos episodios que, ahora ya seguro del todo, voy a devorar según vayan cayendo en mis manos.


Claus y Lucas
Agota Kristof - 9/10

Había oído hablar muy bien de esta novela, así que hice con ella en la Feria del Libro de Madrid y la verdad es que mereció mucho la pena.
Al principio me parecía que no era para tanto, hasta me resultaba un poco cargante ese ponerse en la piel de un niño y hablar como un niño, un poco forzado. Luego todo cobra sentido y hasta las escenas más truculentas y desagradables se vuelven necesarias.
Es un novelón, duro, con algunos momentos muy desagradables, de esos que dan ganas de cerrar el libro y no seguir o de saltarse un par de páginas. Pero el acercamiento al ser humano, a su centro, a lo oculto y a la vez esencial me ha parecido fantástico.




La invención de la salchicha al curry (novela gráfica)
Isabel Kreitz (basado en la novela de Uwe Timm) - 8/10

Situada al final de la Segunda Guerra Mundial en Hamburgo, con una historia muy buena a mi entender y un dibujo personal y certero, he echado en falta más páginas, la verdad. Está bien resuelto pero me han faltado viñetas, en algunos momentos me daba la sensación de que había un salto demasiado grande entre una escena y otra, como si me hubiese perdido algo importante. Pero me ha gustado, es de esas novelas gráficas en que una vez terminada la primera lectura apetece una segunda mirando con más detalle cada viñeta.







El camino que va a la ciudad y otros relatos
Natalia Ginzburg - 9/10

Desde que la leí por primera vez, Natalia Ginzburg se ha convertido en una autora a la que quiero leer más, quiero leer todo lo que pueda. La llevo apuntada en mi lista de deseos, en mi carta a los Reyes Magos y en lo que busco en Feria del Libro.
Este librito de relatos me ha parecido una joya, lleno de historias sencillas que se pueden leer con tranquilidad o dejando que te remuevan un poco la silla. Un remanso de paz de esos que estimulan para reflexionar sobre la vida y la forma en que la vivimos.









Amantes, poetas, víctimas y otros infelices
Castro Lago - 7/10

Curiosa historia coral en la que los breves retratos de una serie de personajes acaban conviertiéndose en una sola historia o varias o algo un poco más lúdico de lo que parece al empezar...




Antes, entonces, nunca
Raúl Ariza - (sin terminar)

Posiblemente no sea mi momento para leer este libro, pero no he podido con él. ¿Por qué? Pues porque soy un poco maniática con la precisión y me saca de la lectura encontrar cosas como que se hable de "color vahído", que casi me da uno al leerlo, que se llame al Gin Fizz "Gin Fish" o que alguien de vueltas "entorno" a algo. Lo sé, soy una tiquismiquis pero esas cosas me expulsan de la narración como si fueran una patada en la espinilla y al final, siendo además la forma de contar un poquito engolada, me quedo fuera y no me dan ganas de volver a intentarlo. Quizá en un momento en que no lleve una serie tan buena de lecturas pueda darle una segunda oportunidad, rebajando expectativas.
Lo que sí he pensado, tanto con este como con el anterior es ¿que les pasa a los escritores con los penes? Parece que si no hablan de ellos, aunque sea de forma casual o lateral, no hay narración posible. Será que últimamente leo a muchas mujeres escribiendo cosas "de mujeres" y claro, ellas no escriben sobre penes, no ven penes en todas partes, aunque tampoco ven vaginas... pero bueno, son cosas "de mujeres", mucho menos importantes que las cosas que interesan a todos, como los penes (lo escribo con tono de guasa pero merece darle una vueltecita seria, creo yo).