sábado, 30 de abril de 2011

Poema

Entraba un rayo
de sol
por la ventana
directo a la cabeza del soldado
y yo le hacía sombra con un dedo
para no ver
la señal del vacío.

El plástico rosado
casi transparentaba
y el sol revelaba lo falso de sus tripas:
el trazo del pincel, la huella de la mano,
la cicatriz del molde, olas
paralizadas.

Era un mudo soldado,
una garita muda,
el hueco rodeado
de un engaño,
una hucha vacía que sólo estuvo llena
de caramelos,
de sol y pestañas pegadas.

4 comentarios:

  1. Querida poeta. Estos versos me han encantado y con tu permiso los he comentado en nuestro blog de Página 72. Un abrazote. Tino

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mayte, mucho.

    un beso y un abrazo

    Antonio

    ResponderEliminar
  3. Uffff, este si, Mayte.
    Para mi es un poemón. En este no eres nada explícita, sino todo lo contrario, es un poema muy abierto, pienso que deja abiertas muchas lecturas y todas lícitas. Es más, creo que no deberías aclarar nada acerca del poema y ni siquiera ponerle título.

    Es tremendamente visual y sugerente. Abre a muchos mundos y todos de una gran potencia.
    Creo que es el poema que más me ha gustado de los que te he leido, sin duda. Esta linea me encanta.

    El arranque con la primera estrofa es impresionante. Tan bueno que pensé que tendría que venirse abajo más adelante. Pero la segunda se mantiene en la misma nebulosa que abre todo un abanico de posibilidades. Y rematas con la tercera estrofa sin salirte de esa nebulosa.

    Mi felicitación. No digas nada más acerca del poema, Mayte, no digas nada.
    Me lo guardo también, igual que Tino.



    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Tino, Antonio, Víctor, gracias a los tres. Me encanta teneros cerca.

    No voy a explicar el poema, haré caso al Gato, pero sí quisiera agradecer los comentarios. Muchas veces cuando escribo me quedo con la duda... ¿qué entenderá quien lo lee? ¿qué sentirán? Porque mi objetivo es crear una atmósfera en el poema, una sensación, un instante diferente. Cuando comentáis tengo la impresión de que algo he conseguido, y en estos momentos de duda sobre mi vocación y capacidad para transmitir mediante la poesía me viene muy, pero que muy bien.

    Besos a los tres y de nuevo gracias por estar.

    ResponderEliminar