lunes, 29 de marzo de 2010

Cosas que pasan... y te da la risa

Entras a un bar después de un recital. Es tarde, hay quien tiene hambre y quien no, quien vive fuera y quien no. Mesa para todos. Yo una cerveza, yo otra, que sean tres... traiga esto y aquello, piden los que quieren comer. Conversación... poesía, el tiempo, política, libros, librerías... oye, que nos vamos, que no llegan al tren... tocamos a 8 euros, hasta otra, un placer.

Bouncing coins, por Olivier (Breda, Holanda)

Quedamos seis. Sólo tres han cenado, los demás no teníamos hambre... faltan por pagar 60 euros... por más cuentas que echamos no hay manera. Y nos da la risa floja. Anda, echa el pan al bolso, para desayunar mañana, que no quede ni una patata, rebaña la salsita. Por poco no nos llevamos hasta el cenicero.

Es evidente algunos poetas son muy, muy de letras, pero de las endosadas.

domingo, 21 de marzo de 2010

Equipajes perdidos

Para celebrar el Día Mundial de la Poesía, para darle la bienvenida a la primavera, como broche final de algunas cosas, como regalo para todos vosotros, un nuevo poemario... o no tan nuevo. Estaba guardado, esperando su momento.

Podéis descargarlo aquí o simplemente leerlo en issuu. Espero que lo disfrutéis.

domingo, 14 de marzo de 2010

Soneto para un soneto

Me abraza, endecasílabo furioso,
cuenta pasos pintados en el cielo,
muerde el tallo de un tango, baila un vuelo,
se desliza en un guiño misterioso,

"amor mio" - paladea meloso -
"posa tu pluma suave en mi suelo,
dibújame elegante y moreno,
invéntame atractivo, guapo, airoso"

yo le peino el bigote a cada verso,
le perfumo con aires de lavanda,
engomino anverso y reverso

y el soneto, bandido y canalla,
se contempla orgulloso en el espejo
su traje nuevo de catorce rayas.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Poema

Ahora todo son manos
labios
sexos
pies que ahondan el surco
del camino de todos
ese
en que se pierden los amantes
rumbo a selvas inscritas
entre cuatro paredes.

lunes, 8 de marzo de 2010

Poema

Llenas las cuencas
que fueron
resecos cauces de lágrimas dormidas
este brillo
de agua
pez
insecto
vida
sortea con fluido acierto
la roca
a la que domestica.

domingo, 7 de marzo de 2010

A patadas con el diccionario. II,

- Lo has dicho con rintintin.
- No, lo he dicho con Rantanplán - contestaría mi hermano.

Esta confusión es una de las más divertidas que he escuchado. Y la he escuchado y leído mucho. De hecho parece que la palabra retintín no existiera. Vamos al diccionario. allí se recoge, como segunda acepción de retintín "Tonillo y modo de hablar, por lo común para zaherir a alguien".

¿Por qué mi hermano alude al perro Rantanplan (como alguno recordará, se trata del calamitoso perro de Lucky Luke)? Pues porque Rintintín es un perro. Yo pensaba que todo el mundo lo sabía, pero no. Así que para los que no, paso a contar un poquito de su historia. Rin Tin Tin fue un perro real, un pastor alemán al que un soldado norteamericano recogió en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Se dedicó a entrenarlo y tales eran las habilidades del animal que a su regreso a Estados Unidos lo llevó a un estudio de cine. Rin Tin Tin comenzó así una carrera cinematográfica de éxito que le llevó a rodar más de 20 películas.



El personaje, que no el perro original, protagonizó durante los años 50 una serie de televisión mundialmente conocida. Se hicieron tebeos, juguetes, discos... en fin, todo ese marketing que ahora nos parece habitual.


La serie se repuso en numerosas ocasiones y actualmente puede adquirirse en DVD. Los tebeos y otros productos son objeto de coleccionismo. En 2007 se rodó una película sobre esta historia, que creo que no tuvo demasiado éxito. Quien sabe, quizá pronto volvamos a ver a Rin Tin Tin, esta vez luchando contra talibanes en lugar de indios.

Bueno, creo que ha quedado claro ¿no?. Si escribís "Me lo dijo con Rin Tin Tin", al menos poned las mayúsculas, que es un nombre propio.

viernes, 5 de marzo de 2010

¿Y ahora, qué?

Atravieso en estos momentos una crisis existencial, espero que breve. No sé que hacer, no sé por donde seguir, me invade una sensación de vacío y no veo manera de llenarlo... acabo de terminar de leer el último Harry Potter y me he quedado con ganas de más. Nada de sonrisitas, que es un asunto serio. Ya sé que no estamos hablando de una obra cumbre de la literatura universal, pero me lo he pasado pipa leyéndolo. En fin, volveré poco a poco a los libros serios para adultos... ¿o no?

jueves, 4 de marzo de 2010

Ovejeros ingleses

Dado que parece que estoy en la semana mundial de quejarme de todo, hoy, algo divertido. Algo que además demuestra que la imaginación y la creatividad no son patrimonio de rancios intelectuales o jóvenes alternativos.



miércoles, 3 de marzo de 2010

¿Confianza?

Alucino a colorines. Por lo que llevo oyendo varios días (afortunadamente no veo la tele y me estoy ahorrando el bombardeo mediático de que hablan otros) esto solo lo arreglamos entre todos. Según dicen los inventores de este engendro, copio textual, "la crisis no solo está ahí fuera, también está en nuestras cabezas. Nos ha hecho perder la confianza, nos ha contagiado el pesimismo, el desánimo." Claro, quienes se han quedado sin trabajo, quienes a durísimas penas llegan a fin de mes, quienes tenemos congelado un sueldo de risa no tenemos motivos para preocuparnos, está todo en nuestras cabezas.

La idea, al parecer, es contagiarnos el optimismo unos a otros contándonos cómo desafiamos la crisis, aportando ideas para superarla. Copio textualmente de nuevo: "lo más importante, es que nos ayudes a contagiar el ánimo haciendo llegar estas historias a tanta gente como puedas, por los medios que se te ocurran: mail, redes sociales, correo, hablando de ellas, imprimiéndolas y colgándolas en el bar de tu calle o en el tablón de anuncios de tu empresa, o de tu escuela". En eso estaba yo pensando, en hacerle publicidad a una campaña de coña.

Hale, venga, a animarse toca, lo dicen en la tele. Bueno, la tele y algunas de las más importantes empresas y entidades del país, que han aportado su buen dinerito (entre 150.000€ y 1.000.000€ cada una). Mejor harían algunas subiendo los sueldos a sus empleados en lugar de regatearles derechos y &%/#$ (autocensurado, necesito conservar mi empleo).

Vamos a ver... de toda la vida la gente se ha buscado las habichuelas con ingenio, iniciativa y redaños, sin necesidad de que los de siempre, los que siguen ganando cantidades escandalosas de dinero le den una palmadita en la espalda. Si la cosa no marcha mejor no es porque estemos "depres", es porque no marcha. La confianza no se devuelve a base de marketing sino de soluciones. Cuando una máquina se para, para volver a ponerla en marcha hacen falta combustible y aceite, no que le cuenten un chiste.

Podéis pasaros por otros sitios que también comentan esta jugada, Neorrabioso, Jartit@detó y Ben Clark, por ejemplo. Yo por mi parte, me sumo a esta contracampaña:

Hay grupo en facebook y crece. A ver si se enteran de que no somos tontos.


NOTA: no pongo enlaces a la campaña, si alguien quiere más info, que la busque. Es que no me da la gana colaborar.

martes, 2 de marzo de 2010

Cabreada

No suelo comentar aquí temas políticos, pero a veces algunas cosas me superan. Sé que probablemente no se me entienda, como suele suceder con los temas controvertidos, porque cada uno lee lo que quiere leer y en lugar de escuchar otras posturas lo más habitual es encerrarse en la propia opinión y descalificar a quien piensa de otra manera. Pero hoy me toca un pie que se me descalifique.

La nueva ley del aborto no es un triunfo de nada ni de nadie. Lo siento pero no puedo verlo así y menos aún celebrarlo. El aborto no es, de ninguna de las maneras, la mejor solución para un problema que tiene muchas formas de prevenirse menos radicales. Los embarazos no deseados se pueden evitar, a estas alturas me parece increible que nos vendan el aborto como una solución a ese problema. Por supuesto que las mujeres podemos y debemos decidir en qué momento queremos ser madres, nunca diré lo contrario. Pero existen múltiples métodos para evitar esos embarazos. Y en cuanto a los casos de mujeres que no pueden tener sus hijos por motivos económicos ¿no sería mucho más lógico ayudarlas a criarlos?

Creo que el aborto es el último recurso en casos concretos, no me venga ahora nadie con aquello de "¿y una niña de 12 años a la que han violado no puede abortar?" Eso es demagogia barata. Una cosa son los casos concretos y otra que nos vendan el aborto como una fiesta, como teñirse el pelo o ponerse tetas.

¿Alguien ha comentado los efectos psicológicos que tiene el aborto en muchas mujeres? Me parece de una absoluta irresponsabilidad obviar los riesgos y las consecuencias, banalizar algo tan serio e irreversible, convertirlo en moneda de cambio para obtener votos. No es progresista, no es liberador, un aborto es una experiencia terrible de la que muchas mujeres terminan arrepintiéndose. Y ojo, que no me opongo radicalmente y como principio, entiendo que en muchos casos no hay otra opción, pero me parece repugnante esa actitud que considera que el no nacido no tiene ningún derecho.

Al final se trata de no responsabilizarse de los propios actos, de creer que todo tiene una solución fácil, papá estado nos proporciona medios para resolver cualquier cosa, no somos responsables de nada, no debemos enfrentarnos a las consecuencias de nuestros actos porque eso es carca, conservador, reaccionario... pues vale, así nos va.

Más educación sentimental y sexual completa, saludable y realista y menos medidas populistas.

lunes, 1 de marzo de 2010

Sin palabras


Barreras

El sábado pasado leí una entrada en el blog "jartit@ de tó" que me puso a pensar. Como ando algo perjudicada de lo mio (o lo mismo es cosa de la edad), me ha llevado varios días, he perdido el hilo varias veces pero parece que ya he llegado a algo.

Nos solemos quejar de las barreras arquitectónicas, que suelen ser bastantes. En mi casa, sin ir más lejos, no tenemos ascensor, así que cuando ando con la espalda jorobada me dan escalofríos cada vez que pienso en salir. Hay más cosas, el metro, tiendas, bares etc. en los que resulta incómodo moverse con muleta, no quiero ya pensar en silla de ruedas.

Pero lo que es realmente lamentable es la falta de educación (si, educación, nada de solidaridad, educación) de la inmensa mayoría de los habitantes de esta ciudad. Tanto en el metro como en los autobuses hay asientos reservados para personas mayores o con movilidad reducida. Bueno, pues el 90% de las veces están ocupados. Vengo además observando que suelen ser personas jóvenes, sanas y que ni se molestan en moverse si sube alguien que realmente necesita el asiento. Normalmente ceden el asiento personas mayores, aquellas a quienes educaron tan mal y con tan poca libertad, hay que joderse.

Como botón de muestra, dos sucedidos. Hace unas semanas iba en el autobús y en una parada se suben 5 ó 6 personas. Entran, pican sus billetes, se sientan, el autobús arranca y recorridos unos metros alguien dice en voz alta. "¡Se ha dejado a la chica de la silla de ruedas!". El autobús frena pero reanuda la marcha: ya está lejos de la parada y no puede dar marcha atrás. Comentarios contra el conductor, que enfadado responde "Es que tenía que haber pedido que le bajase la rampa". Y, aquí viene lo increíble, una de las señoras que ha subido dice "Si lo ha hecho, ha dicho: Díganle al conductor que baje la rampa..." Ninguno de los que subieron dijo nada al conductor, supongo que pensando que éste tenía superpoderes o algo así. Pero en lugar de asumir su falta de civismo lo único que hicieron fue criticar al conductor y comentar "Pues ahora le toca esperar a otro y este pasa cada 20 minutos".

Y la segunda la sufrí personalmente. Estaba llegando a la parada del autobús y vi llegar al mio. Acababa de pasar otro, así que imaginé que, salvo que alguien fuera a bajar, nadie subiría. Me quedaban menos de 10 metros para alcanzar la marquesina, en la que había unas 7 u 8 personas. Aceleré cuanto pude, pero con la muleta lo de correr no acaba de salirme bien. Así que les hice gestos a los de la parada y tan alto como pude les pedí que le hicieran seña para que parase... me miraron, miraron al bus, me miraron, de nuevo al bus... y nadie levantó un dedo. Eso si, ¡que caras de pena cuando me vieron perderlo!. Menuda pandilla de cabrones.

Está bien, es necesario, reclamar a las "autoridades" la eliminación de barreras, pero es casi más importante reclamarnos a nosotros mismos un poquito de educación. Por cierto, me atrevería a asegurar aun sin datos que lo corroboren, que un niño capaz de hacer carreras a la pata coja o montar en monopatín puede perfectamente ir de pié en el autobús.