domingo, 10 de febrero de 2019

Curiosidades tejeriles VII - "Knitting for Sammie"

Cuando, durante la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos declaró la guerra a Alemania en 1917, el gobierno solicitó la colaboración de la Cruz Roja para lanzar la campaña "Knitting for Sammie" (a los soldados norteamericanos se les conocía como "Sammies", por el Tio Sam).

Se trataba de que los ciudadanos tejiesen calcetines, jerseys y otras prendas para los soldados que luchaban en las trincheras europeas.

Niños tejiendo calcetines, B. F. Day Elementary School, Seattle, 1918 - Seattle Public School Archives (Neg 218-16)
Se animaba a tejer en cualquier sitio: escuelas, transporte público, oficinas, eventos sociales... La gente se reunía a tejer en iglesias, clubes, colegios, cárceles. 

Participantes del concurso de tejido en Central Park en 1918; entre ellos, soldados y un veterano de la guerra civil. LIBRARY OF CONGRESS/ LC-DIG-GGBAIN-27377
Soldados heridos tejen en el hospital, 1918 - NATIONAL ARCHIVES/45498339

Durante la campaña se tejieron millones de prendas color caqui: calcetines, mitones, bufandas, chalecos... Los calcetines eran especialmente importantes, ya que las botas que entonces utilizaban los soldados llevaban la suela fijada con dos hileras de clavos de hierro que transmitían directamente a los pies el intenso frío del suelo helado.

Además de animarles a tejer, a los niños se les animaba a ayudar a sus madres con las tareas del hogar para que ellas tuvieran tiempo de tejer: "Do mother’s work so she can knit". La recomendación que más me gusta es la que les anima a ayudar a la abuela para que esta tenga tiempo de enseñar a tejer a mamá: "Help grandma so she will find time to teach mama to knit".

Y a los "no tejedores" se les pedía que colaborasen con el "Old Ladies’ Knitting Fund", un fondo que se ocupaba de proporcionar la lana a aquellos tejedores que no podían permitirse los 75 centavos que costaba el lote de lana inicial.

MOHAI (1983.10.7137.1)
Esta historia da para mucho más, habrá que seguir leyendo y conociendo. Como curiosidad sobre la que investigar más a fondo: los tejedores más hábiles tejían dos calcetines al tiempo, uno dentro del otro. ¿Alguna conoce esta técnica? En la foto, Geraldine Gilbert, una estudiante de la Universidad de Washington, teje calcetines; si os fijáis, está uno dentro del otro. Ni idea de cómo puede hacerse sin volverse loca...

2 comentarios: