domingo, 28 de octubre de 2018

Últimas lecturas - una mezcla de realidad italiana y ciencia ficción

Planeta de exilio
Ursula K. Le Guin - 9/10

Hacía años que no la leía y temía que ese algo que me ha crecido dentro, esa yo que soy y que entonces no era se decepcionase al descubrir que lo que en mi juventud me maravilló no era para tanto. Pero sí lo era, vaya si lo era...

Tampoco yo he cambiado tanto como creía, me temo. Es cierto que las lecturas de años influyen en la forma de entender y disfrutar una historia, en la capacidad para sorprenderse. Es posible que no me haya resultado tan impactante como lo fue cuando descubrí estos universos, hace más de 30 años, pero la calidad es innegable, el entretenimiento, seguro, y la reflexión sobre el ser humano igual de necesaria. Nada hay en esta novela que pueda decirse que ha quedado atrás, a pesar de tener más de 40 años, nada en nuestro presente que nos haga menos salvajes de lo que la autora nos veía entonces. Da para pensar.


La cámara de Baltus
Melania G. Mazzucco - 7/10

No es la novela que más me ha gustado de esta autora, la verdad. Se me ha hecho un poco larga, quizá porque me costaba cogerles un mínimo de cariño a los personajes actuales. En la novela vamos y venimos del pasado al presente, del siglo XV al XXI, con un castillo y unas pinturas como nexo de unión... y algo más. Pero ese algo lo tendrá que descubrir quien lo lea, que no me gusta chafar las historias.
Lo que sí puedo decir es que Italia está muy presente y no sólo por sus paisajes o su historia. La Mazzucco tiene un ojo entrenado para analizar y destripar la actualidad, ponerlo todo sobre la mesa y contarlo con detalle y sin piedad, como el que disecciona una rana. Sin piedad pero con gusto, eso también hay que decirlo. Mira con lupa y no se calla. Aquí, además, mira de igual manera la historia y el arte. Ya digo que la única pega que le he encontrado es que algunos personajes me resultaban tan antipáticos que me costaba leerlos.


Gotas de Sicilia
Andrea Camilleri - 9/10

Este se me ha hecho corto... porque lo es. Aunque en la foto no se aprecie, es un libro pequeñito, de bolsillo, pero para llevar en el bolsillo de verdad. Es más, sirve para llevar en un bolsillo de pantalón de mujer, fijaos si es pequeño.
Pequeño por fuera pero grande, inmenso por dentro. Lugar común en el que me meto hasta los ojos porque no se me ocurre mejor manera de describirlo.
El libro se compone de una serie de relatos sobre Sicilia que retratan a sus gentes, su forma de ser y hablar, con esa maestría que tiene Camilleri para contar. La traducción también tiene interés, por lo complejo que debe ser vérselas con la mezcla de dialecto e italiano "oficial" y tratar de hacérnoslo llegar sin perder por el camino los giros y el humor del original.

La piel
Curzio Malaparte - 9/10

No creo que quede nada por decir sobre esta novela. Me ha resultado durísima, como lo fue "Kaputt", me ha resultado espantosa, me ha conmovido hasta las lágrimas y me ha hecho sonreír, aunque con esa sonrisa un poco cínica del que sabe que aquello no tiene ninguna gracia pero no queda más remedio que tomarlo a broma si no quiere que le pase por encima... no sé si me explico.
Y a pesar de todo, creo que es una obra que todo el mundo debería leer, máxime en momentos como este. Porque aquí los vencedores, los libertadores, los buenos, muestran la misma crueldad, la misma falta de humanidad, el mismo horror que los "malos" y los vencidos, los liberados, sufren igual o más que antes de que los liberasen. Volver la vista atrás y enfrentarse a la historia real, la verdadera, la que está manchada de sangre, llena de polvo, la que hay que desescombrar dejándose las uñas, esa es la que enseña, la que no debe olvidarse.


El juego de Ender
Orson Scott Card - 8/10

Por recomendación de mi hija y aunque ya había visto la película y no me gusta leer después, me dejé convencer y la verdad es que no me arrepiento. La única pega que le he encontrado han sido los espantosos errores en la traducción y las horripilates faltas de ortografía de la edición de Ediciones B. Pero claro, las prisas por publicarlo en español... (entiéndase la ironía: el libro tiene 30 años, 30, se dice pronto. No puedo entender que no haya habido tiempo de revisar y corregir un poquito, aunque fuera solo un poquito). Desastre de edición aparte, es una muy buena novela que me ha hecho pasar un buen rato a pesar de que conocía la historia y sabía qué iba a pasar; me parece de mucho mérito, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario