sábado, 24 de junio de 2017

Últimas lecturas: tres mujeres, tres

Después de Jane Austen sentí la necesidad de avanzar un poco en el papel de las mujeres en la sociedad y la literatura: tanto intentar arreglar bodas me había dejado un poco deprimida. Así que empecé a avanzar en el tiempo...
Al faro
Virginia Woolf 10/10

He leído muy poco a la Woolf y creo que es hora de ponerle remedio. Si "La señora Dalloway" me gustó, esta "Al faro" me ha desarmado. Por un lado, el impresionante contraste con Jane Austen, lógico por cuestión cronológica, pero aún así inmenso en todo, me llevó a pensar en el tremendo avance de las mujeres en la sociedad en los últimos 100 años y, al mismo tiempo, en ese afán casamentero que aún hoy en día perdura. Por otro lado, la Woolf cuenta con una profundidad y una poesía envidiables y envolventes; hay en la novela frases para enmarcar, reflexiones para revisar casi a diario y un relato que, siendo sencillo en cuanto a acontecimientos, no deja indiferente.


El retrato de Irene
Alena Collar 9/10

A veces, pocas, termino una novela y, al leer la última palabra, se me dibuja una sonrisa parecida a la que me sale cuando escucho a Maria Bethânhia o a Salvador Sobral, como cuando, después de una caminata por el monte meto los pies en un arroyo de agua helada en un día de verano. Es una de esas sonrisas de placer auténtico. Y con esa sonrisa terminé "El retrato de Irene", una novela de descubrimientos, recuerdos, secretos y pérdidas en la que más que navegar, se nada. Alena es una magnífica narradora y su texto está lleno de sensibilidad poética, sin caer en la cursilería ni en el sentimentalismo fácil que tanto gustan y tanto venden. Alena quizá no venda mucho, quizá ni la hayáis oído nombrar... Pues tomad nota, hacedme caso, leedla. Porque hay miles de libros en el mercado, pero pocos tan bien escritos.

La maestra republicana
Elena Moya 5/10

Aprobado justito. Está bien redactado, pero tiene tanta estructura de best-seller, se le ven tanto "las tripas" que el alma se le escapa por los agujeros del recurso. La labor de documentación seguramente ha sido enorme, se nota; pero se nota demasiado. Y los intentos de "sorprender" fracasan todos; todo se ve venir, todo es previsible. Los malos son muy malos hasta que el "karma" les hace volverse buenos. Los buenos reconocen sus errores y han hecho en la vida todo lo bueno imaginable, aunque parezca malo. De hecho, según voy recordando, no sé por qué le he puesto el 5. Entretenido es, será por eso... pero podría ser el guión para un culebrón televisivo de media tarde entre semana.