domingo, 3 de agosto de 2014

Últimas lecturas



La vieja del molino de aceite
Santiago Lorén 4/10
Premio Ateneo de Sevilla 1984. Dice la sobrecubierta: "Una novela de misterio e intriga con información de primera mano sobre un tema de gran actualidad: el síndrome tóxico". Pues esa es su única virtud: resulta curioso acercarse a la historia, ahora que ya la conocemos un poco mejor, desde la perspectiva de entonces. Por lo demás, floja, con un estilo tan grandilocuente y pretencioso que da risa. Y los intentos de hacer hablar a los personajes de acuerdo con la época (años 80)... simplemente, ridículos. Por no hablar de algunos errores gramaticales que hacen daño a la vista. 
Esto me hace reflexionar sobre el éxito, los premios, las modas. En su momento, este autor debió ser un best-seller, con un premio Planeta en su haber. Y sin embargo, dudo mucho que esta novela en concreto (el resto de su obra no lo conozco) pase a la historia; ni siquiera creo que se vuelva a editar. ¿Cuánto de lo que se escribe ahora, al amparo de las modas, las famas y las apariciones televisivas, resultará igual de ridículo dentro de 30 años? 


Mr. Sebastian y el Mago Negro
Daniel Wallace 6/10
Una historia amena, curiosa y entretenida, sin más. En algunos momentos me ha parecido que sorprendía al autor frotándose las manos y diciendo "sigue, sigue leyendo, verás qué sorpresa"... vamos, que se transparenta un poco el artificio. Pero no está mal para pasar el rato.

Novela familiar
John Lanchester 9/10
Como ya he comentado alguna vez, no me suelen interesar las vidas de los autores que me gustan y no suelo leer biografías. Este caso, sin embargo, tiene algo que me ha atrapado desde el principio, aparte de la maestría para narrar del autor: los "personajes", los abuelos y padres del escritor, no aparecen revestidos de ese heroísmo que parece obligado en los antepasados de cualquiera. Lanchester no presume de familia maravillosa, recta y adelantada a su tiempo, sino que retrata a una serie de personas que se comportan como tales. Os la recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada