domingo, 8 de diciembre de 2013

Creación


De un tiempo a esta parte la reflexión ocupa una buena parte de mi tiempo, reflexión o simple dejar correr los pensamientos. A veces llego a algún sitio, un pequeño descanso, nada más; otras, los pensamientos llaman a otros pensamientos y divago sin rumbo dentro de mi misma.

Hay algunos temas recurrentes que acaban como fondo de relatos o dibujos. El ser humano que sobrevive y se justifica, es uno de esos temas; la creación artística, otro. Mejor dicho, la creación, sin calificativos: el ser humano como creador, como transformador de la realidad y de sí mismo.

Y aquí se unen ambos, el hombre que sobrevive, que se crea a sí mismo, que hace de su vida una obra que mostrar a los demás. El hombre que miente y que se miente, que mata si lo ve necesario y es un villano o un héroe, dependiendo de las circunstancias. La propia historia como creación y la creación en si misma que acaba convirtiéndose en justificación.

En medio de este batiburrillo de ideas, a veces los dedos buscan lápices con que poner líneas y colores a tanto enredo. Este dibujo, al que he titulado "Creación", es un ejemplo.