domingo, 2 de diciembre de 2012

Poema

De los caminos vacantes
el verso
se adentra cómodo en los más pintorescos
caminos puta alegre
caminos borrachera
caminos libertad para los gatos

quedan sin retratar
esposas de cuneta,
analgésicos para llevar el día,
viejas peluca con las cejas pintadas
y nostalgias de Cuba
en un barrio de nadie

y el verso se desliza
debajo de las muelas
semilla entre el escombro
suburbial y maldito
donde no hay ateneos ni vanguardias ni luces
y grita "soy de ellos".

En el parque,
paseando entre los perros,
el verso muerde la pierna de un anciano
"Te amo ahora
como te quise siempre"
(lápiz gastado sobre hoja de cuadros).

El poeta centrípeto despierta
con el verso pegado a las pestañas
y se lava la cara y se sube a la silla
y declama
"escuchadme
yo soy la poesía".

Una chica gitana sacude la melena
y el verso abandona la boca del poeta
para enredarse
ciego
en la ropa tendida.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Últimas lecturas



Ver Delfos y morir
Lindsey Davis 8/10
Como siempre, el detective Marco Didio Falco me hace pasar un rato divertido manteniendo el misterio hasta el final. Esta serie de novelas de Lindsey Davis es de lo más recomendable: crímenes, misterio, humor e historia, todo bien hilado y construido. La única pega que le encuentro es la traducción, tirando a regular.



Todo fluye
Vasili Grossman 9/10
Terrible e impresionante. Después de 30 años en prisión, Iván vuelve a una libertad que no es tal, a un país que ya no es el suyo, a una familia y unos amigos que tampoco son ni la sombra de lo que fueron. Traición, silencio, miedo... Una novela magnífica que es mucho más que una novela.


La ofensa
Ricardo Menéndez Salmón 9/10
El horror de la guerra lleva a Kurt a un lugar desierto dentro de sí mismo. El ser humano frente al  Mal, con mayúsculas.