miércoles, 25 de enero de 2012

¿Por dónde cae el zoo?

Eso me ha preguntado hace un rato este extraño pájaro. Le he enseñado un mapa, para que viera la cantidad de mundo que hay para volar, pero me ha dicho que está acostumbrado a la bollería industrial, las patatas fritas sabor barbacoa y por supuesto, las palomitas... de maíz. Irrecuperable, el pajarote urbanita.

domingo, 22 de enero de 2012

Despiértame, osito

Pablo tiene problemas para levantarse por las mañanas. No oye a su madre ni al despertador, no tiene ganas de ir al cole y su padre le recuerda que con 6 años ya debe empezar a ser responsable. Así que Pablo decide hacer algo...

"Recuerda osito, en cuanto te despiertes, me llamas".

sábado, 21 de enero de 2012

Descenso a los infiernos del alma humana, trailerbook



Os presento un proyecto en el que participo. Se trata de una antología de relatos breves y oscuros, en palabras de su autor. Pronto, más noticias, de momento os dejo con las ilustraciones.

lunes, 16 de enero de 2012

Óscar Alberdi

Tengo un disgusto de esos que tardan en pasarse, uno de los hondos, de los que te llenan de ganas de gritar. Porque he llegado tarde, me he enterado muy tarde y aunque sé que eso no cambia nada, me jode haberme enterado tan tarde.

El pasado 27 de diciembre fallecía en Bilbao Óscar Alberdi, un poeta al que tengo un especial cariño, un amigo al que todavía no había podido abrazar a pesar de los años de mensajes, de inquietudes y confidencias en la distancia. Él me enviaba sus poemas, me pedía consejo... a mi, nunca lo entendí del todo. Y me contaba y yo le contaba. Y más de dos y de tres veces hicimos planes para vernos, allí o aquí, pero siempre se complicó al final y no pudo ser. Siempre me decía "te debo una invitación a comer".

En su último sms del 5 de diciembre me decía que tenía su segundo poemario terminado y que me lo iba a enviar... Su segundo poemario, me quedo con las ganas de leerlo. Al primero le escribí el prólogo, de este segundo no sé quién ni por qué, ha escrito el epílogo.

Óscar, cabrón, me debes un abrazo, una invitación a comer y un poemario. No se me va a olvidar, que lo sepas. Te quiero, aunque me dijeras a veces aquello de "ya no me quieres" cuando tardaba un poco en contestarte al correo. Nos vemos en Bilbao.

fhoto by doctor robert

Bucarest - Octubre 2011


Bucarest es una ciudad de contrastes, de una belleza decadente, plagada de rincones en los que el tiempo parece haberse detenido. El presente se clava en medio del pasado, la ruina convive con el color y la alegría de una arquitectura en muchas ocasiones sorprendente. El cielo de Bucarest está plagado de cables y cuervos; sus calles oscuras, de pantallas luminosas y decoraciones decimonónicas. Hermosa, interesante, hechizante. Esa es Bucarest.

domingo, 15 de enero de 2012

Últimas lecturas

En tierras bajas
Herta Müller 9/10
Una ventana abierta a la Rumanía rural de la época de Ceaucescu. Un relato lleno de poesía, de una intensidad y belleza extraordinarías. Muy, muy recomendable.
Un puente sobre el Drina
Ivo Andrić 9/10
Cuatro siglos de historia alrededor del puente sobre el Drina en la ciudad bosnia de Visegrad. Una novela imprescindible.

El príncipe de la niebla
Carlos Ruiz Zafón 7/10
Literatura juvenil apta para todos los públicos. Una historia de misterio que atrapa. Recomendable para jóvenes lectores, pero también para aquellos que quieran disfrutar un rato. A mi me la dejó mi hija de 13 años.


Mal de piedras
Milena Agus 8/10
Una verdadera joya, elegante, delicada y muy bien construida. Amor y locura ambientados en Cerdeña al final de la Segunda Guerra Mundial y durante la posguerra. Deliciosa.

miércoles, 11 de enero de 2012

Poemas escritos por wombats (bocadito largo)

Sobre la antología "Poemas escritos por wombats", los wombats se quejan de que los críticos les etiquetan. Dicen que lo importante es la calidad de la obra, no que ellos sean wombats.


- Entonces ¿por qué una antología sólo de wombats?
- Porque los wombats nos entendemos entre nosotros mejor que con los canguros o los koalas, por ejemplo.
- Pero ¿por qué no una antología de poetas marsupiales, sin distinguir especie?
- Es que los canguros escriben distinto y se creen más altos...
- Son más altos...
- Esa no es la cuestión, ellos nos tratan como si fuéramos bajitos.
- Sois bajitos.
- ¿Lo ves? Ya nos estás descalificando...
- No, es que los wombats sois más bajos que los canguros...
- ¡Y ahora nos etiquetas, esto es el colmo! Se ve que eres un crítico pro-canguros.

Supongo que no tiene sentido recoger aquí la opinión de canguros, koalas, bandicuts, pósums...

En cuanto a la antología, hay de todo y para todos los gustos, poemas buenos y malos. Algunos autores llegarán lejos, si trabajan, aprenden y leen más. Otros, se quedarán en su registro de wombats terribles. Pero a los wombats no les interesa este tipo de crítica, sólo leen y se revuelven contra aquellas en que se cita la palabra wombat.

domingo, 8 de enero de 2012

Con Latas de Cartón y rodeados de niños en la FNAC

Estas fotos las hizo Jose Orna, el editor de Latas de Cartón, un loco que hace libros, se alimenta de sonrisas infantiles, ilustra la vida recortando lo que sobra y fabrica muebles de cartón.

Estuvimos en la FNAC de Castellana rodeados de libros y niños. Yo leí poemas del libro "No eres un pez" y José Carlos Andrés hizo un cuentacuentos basado en "El hombre del saco tiene miedo a la oscuridad" que nos dio mucho miedo y mucha risa, todo al mismo tiempo. Lo pasamos en grande.