domingo, 15 de abril de 2012

Zumo de reloj

Rota, los pies helados,
me fumo el miedo
en puño blanco fuerza.

Una hebra se escapa
de mi trama;
enredada en el clavo
torcido de la caja
me arrastra al horizonte.

Deshilachada
renuncio al paso largo,
ralentizo el segundo
y me muevo despacio.

El zumo de reloj
me reconforta.

2 comentarios:

  1. Cuál es el problema? Que con poemas así, es absolutamente imposible introducir un "me gusta, pero...". Debes intentar escribir un poco peor, cometiendo alguna que otra falta de ortografía, por ejemplo, o poniendo en lugares donde no correspondan, puntos y comas.. De esta manera, nos darías la oportunidad de comentarter: "no está mal, pero le falta algo" o, incluso, "no es ninguna maravilla" o algo similar. Pero si continuas por el camino de escribir como lo haces, cualquier crítica deberá enmudecer obligatoriamente y sólo nos quedará seguir diciendo que es un privilegio poder leerte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jaime, voy a acabar creyéndomelo y eso sí sería un problema gordo :)

    ResponderEliminar