sábado, 30 de abril de 2011

Poema

Entraba un rayo
de sol
por la ventana
directo a la cabeza del soldado
y yo le hacía sombra con un dedo
para no ver
la señal del vacío.

El plástico rosado
casi transparentaba
y el sol revelaba lo falso de sus tripas:
el trazo del pincel, la huella de la mano,
la cicatriz del molde, olas
paralizadas.

Era un mudo soldado,
una garita muda,
el hueco rodeado
de un engaño,
una hucha vacía que sólo estuvo llena
de caramelos,
de sol y pestañas pegadas.

sábado, 23 de abril de 2011

AOLDE - Narrando Contracorriente

Hoy, día del libro, os traigo de nuevo esta recopilación de relatos en la que alguien, Gsús para más señas, tuvo la deferencia de incluirme. Cuentista como he sido siempre, me siento más feliz con este libro que un niño con una piruleta gigante. Llevo ya leída la mitad y aunque unos relatos me gustan más que otros, creo que es un libro muy interesante, con diferentes estilos y propuestas.

Para celebrar el día del libro y como aperitivo o tentación, os dejo uno de los relatos con los que participo. Espero que os guste y os tiente.

Almas

Las almas se apretujaban a oscuras en el reducido espacio. Trepaban unas sobre otras, y seguían llegando en la más absoluta negrura. Cien, doscientas, a cada minuto el número aumentaba y el ambiente se hacía más y más agobiante. Los recién llegados empujaban para entrar y los demás, presionados de forma insoportable, se encaramaban sobre sus vecinos hasta tocar el techo. Pero sorprendentemente, en medio de los pisotones y codazos, reinaba un absoluto silencio. Sólo el murmullo ocasionado por el roce de las almas, si es que producen algún ruido.

De pronto, la puerta se abrió:

- Lo siento, discúlpenme, ha sido una corriente...

Y por fin las almas pudieron caminar hacia la luz al final del túnel.

sábado, 16 de abril de 2011

Poema

No tenía piernas
sólo las perneras de un pantalón
gris de tergal
sujetas con un par de imperdibles.

No tenía piernas
pero en su silla de ruedas
era mucho más alto que yo;
desde allí arriba, lleno de arrugas
tullido
sonreía primero con los ojos.

No tenía piernas,
pasaba el día en el club de los ancianos
jugando al mus
fumando
acercándose al bar,
mirando a las vecinas.

No recuerdo su nombre,
si alguna vez lo supe,
no recuerdo si tenía una hija
ni recuerdo que nadie
empujase su silla.

Sólo recuerdo
que no tenía piernas
y me decía:
"no cruces sola,
pueden atropellarte".

martes, 12 de abril de 2011

Últimas lecturas

Juventud sin dios.
Ödön von Horváth 9/10


En pleno ascenso del nazismo, el autor nos presenta una historia crítica y casi profética. Muy, muy recomendable para reflexionar un ratito.

Ojos de aguja. 
VVAA 8/10

Selección de microrrelatos realizada por Círculo de Lectores. Algunos mejores que otros pero todos interesantes.
Seda.
Alessandro Baricco 9/10

Una forma fantástica y original de relatar. La historia, magnífica. La única pega se la pongo al diseño de la portada: no puede ser más cursi.

Ya veo la bala en mi cabeza. 
José Luis Zúñiga 10/10

Maravilloso, punto.
Made in England. 
Doris Lessing 8/10


Novela de corte autobiográfico en que la autora pinta y describe situaciones con auténtica maestría.
Manolito Gafotas (1-4).
Elvira Lindo8/10

Me lo he pasado pipa con las aventuras de Manolito Gafotas. Muy recomendable para épocas en que se necesite reir.
Hasta la muerte
Amos Oz7/10

Dos relatos diferentes con un denominador común: la muerte al final del camino. Interesante.

lunes, 11 de abril de 2011

Mañana, cuentos en Tres Rosas Amarillas

Me parece que no os lo había contado... pues ya es hora. Mañana martes, en Tres Rosas Amarillas, se presenta Al Otro Lado Del Espejo [Narrando Contracorriente], un libro colectivo de relatos publicado por Ediciones Escalera que bebe de la revista Al Otro Lado Del Espejo, publicación más o menos periódica de la La Vida Rima. Y ahí estoy yo, con cuatro pequeños cuentos que han tenido a bien incluir. Por desgracia me es imposible asistir a la presentación, pero lo pienso celebrar por todo lo alto.


Siempre he sido más cuentista que otra cosa. Cuentista y pinturera, eso quería ser de pequeña. Lo de poetastra vino después. Así que no puedo ni quiero ocultar lo mucho que me alegra esta publicación, más que cualquier otra. Y es que además me estreno en muy buena compañía... mirad, mirad el listado de autores. ¿A que mola? (para verlo sin dejarse las pestañas, no peguéis la nariz a la pantalla, pinchad sobre la imagen y se ampliará).

Estoy deseando tener un ejemplar entre las manos para bebérmelo sin respirar.

lunes, 4 de abril de 2011

El silencio de José Luis Zúñiga

Anoche José Luis Zúñiga se fue. Hace poco, muy poco, publicó en su blog una serie de fragmentos titulados "Hacia el silencio". Entonces él no sabía lo cerca, injustamente cerca que estaba ese silencio. Teníamos un proyecto, un libro virtual con esos textos y mis ilustraciones que al final no ha podido ver terminado. Él me decía "sin prisa" cada vez que le comentaba "ya tengo otra". Terminé de componer el libro el mismo día de la presentación en Libertad 8 de "Ya veo la bala en mi cabeza", un día de emociones encontradas, el día del último abrazo y el último "te quiero". 

Para ti, Jose, que nos dejas tus palabras y canciones, que nos dejas un poco viudos y huérfanos a quienes te queremos. Me quedo en el silencio y en las lágrimas, ya no tengo palabras.

domingo, 3 de abril de 2011

Abril 2011 - II

Me estoy fumando la rabia
y el no quiero
a bocanadas plenas
de veneno y salitre.

Callo
no hay más que decir
por el momento.