domingo, 4 de diciembre de 2011

Ahora, sí


Estas cosas requieren práctica, trabajo y dedicación. Hay que leer, investigar, informarse y luego lanzarse a intentarlo una y otra vez. Esta vez, bollos de naranja. Buenísimos, casi perfectos. Seguiremos practicando, claro.

La receta, por si Víctor la pide:

300gr harina
50gr mantequilla blandita
40gr azúcar
1 sobrecito de levadura de panadería Maizena
1 huevo
200ml leche tibia
una pizca de sal
naranja confitada

Primero se prepara la masa "madre": en un cuenco se echan 100gr de harina, se hace un hueco en el centro y se añade la levadura y 3 ó 4 cucharadas de leche tibia. Se mezcla la leche con la levadura y se va incorporando la harina. Tiene que quedar una masa blandita, así que si es necesario se va añadiendo más leche a medida que se trabaja la masa.

Se pone la masa en un cuenco, se le hace un corte en forma de cruz y tapada se deja reposar en un lugar templado hasta que doble su volumen (una media hora).

Por otro lado, se hace la otra parte de la masa. Se pone la harina en un cuenco grande y se hace un hueco en medio. Se echa el huevo y una pizca de sal. Se mezcla bien y se va incorporando la harina. Lo mismo que con la otra masa, hay que trabajarla bien y se le puede añadir un poco de leche.

Una vez que la masa madre ha crecido, mezclar ambas masas amasándolas muy bien. Incorporar la mantequilla y el azúcar y trabajar hasta que la masa quede suave y elástica.

Tomar porciones del tamaño de un huevo pequeño y hacer bolitas. Irlas poniendo en una bandeja de horno sobre un papel especial, cuidando de dejar espacio entre ellas porque los bollos doblarán su volumen (o más). Tapar la bandeja y dejar levar durante una hora o algo más en un lugar templado.

Una vez hayan crecido los bollos, hacerles un pequeño corte (no muy profundo) y rellenarlo con una mezcla espesa de azúcar, agua y naranja confitada. Pintar los bollos con huevo batido y meter la bandeja en la parte inferior del horno, precalentado a 180º. Hornear durante 10-14 minutos, hasta que estén doraditos.

En cuanto se terminen, pruebo otro "relleno". El objetivo final: roscón de reyes.

1 comentario:

  1. Estoy constipado, pero....

    ...ha sido abrir la primera página de tu blog y...joder, qué bien huele aquí!

    qué joyita de chica...Madre mía! ...y es que los hay con suerte!! ;)

    besos

    ResponderEliminar