martes, 4 de octubre de 2011

Cosas que pasan por leer en la calle

Sentarse en un banco en la calle a leer es algo que no suelo hacer porque en Madrid hay demasiado ruído, demasiado tráfico. Sí que me gusta, en verano, bajarme al parque con un libro y una cerveza, pero eso no tiene nada que ver con leer en una calle transitada. Sin embargo en estas últimas semanas lo hago casi a diario. Llego a las inmediaciones de la clínica de rehabilitación y, como suelen sobrarme de 10 a 15 minutos, me siento a la sombra a leer.
 
He encontrado un banco en un tramo de la calle que no tiene excesivo tráfico, así que no estoy del todo incómoda... hasta que noto una mirada fija en mí, de esas que te hacen levantar la vista. Miro a mi alrededor y veo a tres chicas, las tres aparentemente en la treintena, las tres más o menos arregladas, que me miran con descaro. Sigo leyendo. Siguen mirando. Vuelvo a mirarlas, ahora sí, un poco incómoda. ¿Tendré los pelos de punta? ¿Me habrá cagado una paloma? Creo que se me ha puesto cara de interrogación.
 
Ya casi me dan la espalda cuando la que está más cerca de mi se vuelve y me dice: "Perdona, no queríamos molestarte... somos las editoras" y señala el libro que tengo en las manos. "¿Te está gustando?", pregunta. "Sí, mucho", le contesto. "Estamos en esta misma calle, si quieres..." ofrece, no sé bien qué, pero ofrece. "Pues mira, pensaba escribiros" y es cierto, pensaba escribirles porque hay en el libro un error-horror repetido varias veces, uno de esos errores que convierten la lectura no ya en una carrera de obstáculos sino directamente en una competición de salto con pértiga. "Ah, pues sí, escríbenos y nos cuentas", me alarga su tarjeta de editora.
 
Y ahora ¿qué hago? ¿Le indico amablemente en qué páginas están los horrores para que los subsanen para próximas ediciones? ¿Le envío mi novela en cuanto la termine?  ¿Aprovecho y hago ambas cosas?

11 comentarios:

  1. Aprovecha. Verán tu amor por los libros y eso es siempre algo positivo.

    ResponderEliminar
  2. :) qué casualidades...pero opino igual...aprovecha.

    Un abrazo grande, Mayte...ojalá que vaya bien la rehabilitación.

    ResponderEliminar
  3. Ambas cosas!! Por ahí dicen que la casualidad no existe, así que, sea cierto o no, aprovecha la oportunidad que te ha dado este encuentro!! Además, piensa que para ellas también es positivo tener la opinión directa del lector, si no no te lo hubieran ofrecido!!

    ResponderEliminar
  4. Las dos cosas. Aunque yo de pequeño enviaba cartas con errores de este tipo a las editoriales y nunca, nunca, recibí ninguna respuesta.

    ResponderEliminar
  5. Ni se te ocurra enviarles, tu novela, aunque yo no la haya leído, merece mejor trato... esos errores garrafales no son de recibo.
    :)... es un poco en broma, pero mucho en serio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Qué gran duda, Mayte... ufff.
    Pero creo que haría las dos cosas, ciertamente, después controlaría bien antes del último ok.
    Un abrazo fuerte.
    Leo

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué puedes perder? ¿A qué te arriesgas?. Como mucho a un "No". Pues nada, llamas a otras puertas, jj, que hay muchas y para eso están. No hay mucho que dilucidar con la almohada.
    mmmmmm, yo creo firmemente en las causa-lidades. Me encanta ir siguiendo las señales que me voy encontrando cada día, me divierte, es como un juego.

    Bs.
    PD: (POESÍAVICTOR expiró. A partir de ahora queda todo unificado en VÍCTOR. ARTES PLÁSTICAS, donde seguiré versificando mucho)

    http://www.victorpintorart.com

    ResponderEliminar
  8. En honor a la verdad debo decir que el libro es de los más cuidados y con menos errores que he leído ultimamente: sólo uno aunque repetido, hasta el momento y me quedan 27 páginas.

    ¿Os habéis fijado en que el último tercio de la mayoría de los libros traducidos contiene errores en mucha mayor proporción que los dos primeros tercios? ¿Traductores cansados? ¿Correctores cansados / inexistentes? Misterio, intriga, dolor de barriga.

    Lo de la novela... bueno, mejor primero la termino, je je je.

    Abrazos a todos y gracias por venir (a lo Lina Morgan).

    ResponderEliminar
  9. Ahhh, vendiéndo la piel del oso... jjjj

    Bs.

    ResponderEliminar
  10. - si decides escribir a la editorial y comentarles los errores que has visto en el libro pasa a la página 25
    - si decides obviar su invitación y seguir leyendo en el parque pasa a la página 104
    - si decides enviarles tu próxima novela pasa a la página 56

    ...es decir, elige tu propia aventura... :-)

    ResponderEliminar