sábado, 23 de abril de 2011

AOLDE - Narrando Contracorriente

Hoy, día del libro, os traigo de nuevo esta recopilación de relatos en la que alguien, Gsús para más señas, tuvo la deferencia de incluirme. Cuentista como he sido siempre, me siento más feliz con este libro que un niño con una piruleta gigante. Llevo ya leída la mitad y aunque unos relatos me gustan más que otros, creo que es un libro muy interesante, con diferentes estilos y propuestas.

Para celebrar el día del libro y como aperitivo o tentación, os dejo uno de los relatos con los que participo. Espero que os guste y os tiente.

Almas

Las almas se apretujaban a oscuras en el reducido espacio. Trepaban unas sobre otras, y seguían llegando en la más absoluta negrura. Cien, doscientas, a cada minuto el número aumentaba y el ambiente se hacía más y más agobiante. Los recién llegados empujaban para entrar y los demás, presionados de forma insoportable, se encaramaban sobre sus vecinos hasta tocar el techo. Pero sorprendentemente, en medio de los pisotones y codazos, reinaba un absoluto silencio. Sólo el murmullo ocasionado por el roce de las almas, si es que producen algún ruido.

De pronto, la puerta se abrió:

- Lo siento, discúlpenme, ha sido una corriente...

Y por fin las almas pudieron caminar hacia la luz al final del túnel.

2 comentarios:

  1. Pues me encanta el cuento. Me he estado imaginando qué ilustración le haría y el ruido de los murmullos, jaja

    Menos mal que se quitó el tapón :)

    Bs.
    PD: ¿Entonces Gsús es editor también? Estoy muy desconectado.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste :) Ilustrado quedaría de lujo.

    No, Gsús no es editor, es el antólogo, así que la culpa de todo es suya, je je

    Besos.

    ResponderEliminar