martes, 15 de febrero de 2011

Cesárea programada - VIII

A veces me pienso
plantas abajo,
los nervios penetrando las aceras,
la raíz de lo vivo hundiéndose, horadando
hasta encontrar suelo real,
roca, agua estancada,

me pienso tacto
a través de adoquines, asfalto,
conducciones de gas,
cables eléctricos...

me pienso piel más allá del túnel y las vías,
el suelo tiembla al paso de los trenes
y siento
cómo vibro con la única vida
que puebla éste intermedio:
la vida del desecho que fluye subterráneo,

me pienso plantas abajo en el abismo
que me separa de la corteza viva,
me pienso olor a humus,
tacto a roca,
canción de río,
mujer sabor a tierra,

7 comentarios:

  1. A veces me deshago, me mezclo y me veo en un poema como éste, como si atrapara mis propias sensaciones.

    Besos y besos.

    ResponderEliminar
  2. Y uno se siente raíz y principio, y siente el vértigo de ascender a rama, y se mete en la propia savia enérgica de estos versos.

    Como siempre, original y bello- maravillosa combinación.

    Un abrazo

    SIL

    ResponderEliminar
  3. Hay días en que uno se sabe en ese otro lugar que es verdadero pero al que resulta doloroso aproximarse por si acaso tiene que escuchar su propia voz gritando desesperada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tiene el poema una pureza que contagia.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. mmm
    qué bien huele bajo el asfalto

    me gustó saber como 'te piensas'

    un beso

    ResponderEliminar
  7. Bienvenidos todos. Por fin le he puesto título a este poemario que andaba queriendo nacer y no se decidía. "Cesárea programada" me pareció un buen nombre para una colección que habla del hombre que decide sentirse vivo a pesar de todo... ¿os gusta el título?

    Besos

    ResponderEliminar