domingo, 28 de noviembre de 2010

Preguntas al aire

¿Es necesario para hacer poesía utilizar palabras inusuales, poner el adjetivo delante del sustantivo, contar, medir, rimar? ¿No sería mejor darles una oportunidad a esas palabras castigadas a ser útiles? ¿Por qué tantos jóvenes poetas parecen respetar el principio de autoridad cuando lo propio de la juventud siempre ha sido romper con lo correcto? ¿Por qué se considera original y rompedor escribir sobre el sexo con todos sus detalles y no escribir sobre los dedos de los pies? ¿Por qué se celebran poemas malos que dicen "coño" y no poemas buenos que dicen "lámpara"? ¿Quién separa a los poetas buenos de los malos, unos a la derecha, los otros a la izquierda? ¿Por qué el sentimentalismo antes que el sentimiento?

Todavía no tengo ninguna respuesta, sigo buscando...

jueves, 25 de noviembre de 2010

Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres

Veras
te lo digo de forma que lo entiendas
de manera
que el escalofrío
no recorra tu espalda
al escucharme,
te lo cuento
pintado de rutina,
de normalidad,
de no tiene importancia,
para que si quieres
preguntes ¿cómo era
vivir en la tortura cotidiana?

Te lo cuento
llorando un futuro
al que no quiero
no puedo
resignarme
ahora
que mi coraje
y su flaqueza
ahora
que se me esfuma la esperanza.

Te cuento que soñaba
con un final distinto,
su mortaja secándome las lágrimas,
un final que me ahorrase
esta nueva pesadilla
de tener que cuidar
lavar
limpiar la mierda
a ese que aún respira su odio,
su miseria,
su eterna cobardía
en mi cara.


Hoy, Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, rescato este poema que ya publiqué hace unos meses. El poema está inspirado en la conversación de una mujer con su nuera camino del hospital donde, contra toda esperanza, su marido se recuperaba de un ataque que en lugar de liberarla, por fin, de una tortura de muchos años, la condenaba a cuidar a su torturador durante no se sabe cuánto tiempo...

Sigo adelante con el proyecto "La mujer transparente", aunque no publique de momento nuevos poemas.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Últimas lecturas

Memorias circulares de un hombre peonza.
Carlos Salem

Como era de esperar, Carlos Salem es él mismo y como también cabía esperar, Ya lo dijo Casimiro Parker en su línea de ediciones de calidad ha sacado un libro muy bien hecho. Sólo le encuentro una pega: esperaba además un poquito más.

7/10
Poemas para berberechos.
José Naveiras

Ahora que José ha publicado su tercer poemario yo he leído el primero y encuentro en él a un poeta que crece sin descanso, que evoluciona sin renunciar a su propia voz. Le califico con un 7 porque "Pecado de Silencio" me parece mejor y de 8... me muero por adentrarme en "Todavía muertos".

7/10

Espacios Insostenibles / Mi memoria es un tobogán.
Nacho Montoto

Nacho Montoto mira la vida, el entorno, el mundo en que vive y nos la define como imágenes congeladas en un instante. Estos dos poemarios tienen un cierto carácter fotográfico al tiempo que una clara vocación de servir de inicio a las reflexiones personales del lector. Eso si, se le nota la juventud.

La edición, preciosa, con unas ilustraciones que hacen de este libro reversible una joyita a tener en cuenta.

7/10

Ovejas esquiladas, que temblaban de frío.
Gsús Bonilla

Poesía viva, que respira dentro de una aparente sencillez pero con tanto fondo que parece que al leerla nos asomamos a un inmenso abismo: el del propio dolor y el del ajeno que le duele al poeta. tanto como el suyo Le pongo un 9 por no pecar de "amiguismo" y porque todo siempre es susceptible de ser mejorado, aunque me cuesta no ponerle directamente el 10.

9/10
La concesión del teléfono.
Andrea Camilleri 

Ambientada en una imaginaria villa de Sicilia a principios del siglo XIX, esta novela en forma de cartas y conversaciones nos narra una historia rocamblolesca con momentos verdaderamente divertidos y un fondo de corrupción, mafia y equívocos en que, como en la vida real, no siempre prevalece la justicia.

9/10
Gramática de la fantasía.
Gianni Rodari

Ensayo ameno y sumamente interesante sobre cómo contar historias a los niños. Rodari nos adentra en su mundo y nos descubre algunas de las claves que utilizó en su magistral obra.

10/10

viernes, 19 de noviembre de 2010

Una semana completita




En estos dos recitales estaré dando aire a dos facetas muy diferentes de mi poesía. El viernes 26 en Heterogéneos leeré algo de lo último que ando haciendo para mayores y el sábado 27, poemas para niños y no tan niños. Lo del sábado va a ser, seguro, muy divertido: los niños son un público estupendo y si se animan a participar entonces la cosa se pone realmente interesante.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Bocaditos - 9

La Dieta Mediterránea
Patrimonio Inmaterial de la Humanidad


El Hambre
Patrimonio Material de la Inhumanidad


"El Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad, reunido en Nairobi (Kenya) ha declarado la Dieta Mediterránea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco." Fuente: Europa Press.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Poema

Hay que abrir socavones
en medio del asfalto
y hundir los dedos
en el barro
hasta que las pestañas tiemblen
y los ojos,
que sólo creen
la imagen enmarcada,
retumben alaridos subterráneos.

Son las madres sin dientes
ordeñadas por otros
quienes debieran roernos los tobillos.

Sobre el asfalto aislante
transcurre el simulacro;
debajo
la humanidad freática disuelve los cimientos.

Sahara

Desde hace algún tiempo en la lista de enlaces de este blog, ahí a la izquierda, hay uno titulado Tiris novia de poetas. Como no sé si lo habéis visitado o no, os explico un poco... o mejor, que sea el propio blog quien lo haga: "En un precioso rincón del Sahara siempre hay palabras sabias escritas en versos y prosas con el pincel de los recuerdos. Aquí las recogemos. POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE"

SAHARA © Mayte Sánchez Sempere, 1995

No sé quién lleva el blog, pero entre sus páginas virtuales podemos encontrar poemas como este de Salka Embarek poeta y activista saharaui.



Soy el Sahara
Salka Embarek

Seré guerra
y cuando sea necesario, seré paz.
seré la paz de la guerra
y el límite entre ambos
lo marcaré yo.

Que no vuelvan a llamarme fanfarrona,
que no vuelva ningún ministro
a provocarme,
que durante los años de mi tragedia,
ya le derribé algunos muros
y logré hacer caer sus falsos estandartes.

No hay gobierno usurpador,
ni cruel,
ni rey tan soberano
que pueda mirarme a los ojos,
y negarme que es culpable.
No podrá porque no ha olvidado
las veces que le he enfrentado,
le he descubierto y ganado.

Mírame bien,
porque el timón está en mis manos,
y el viento sopla a mi favor,
no seré yo la que tema,
no seré yo la que pierda,
ni oirás mis palabras en vano.

Ya soy vieja,
treinta y cuatro años han pasado
pisando mi cuerpo,
bajo metros de tierra enterrado.
Más de treinta años han dejado
en mi boca sabores amargos,
algunos ya no los siento,
otros se han vuelto brazos,
de líderes desconocidos,
de mujeres en esperanza,
brazos de mártires que vuelven
extendidos a la superficie,
acudiendo a mi llamada,
al de esta vieja que soy yo,
y que ahora vuelve joven
y renovada.

Que no me llamen fanfarrona,
porque mis hijos le responden,
que mi voz no es una sola,
soy el Sáhara,

ESCUCHA BIEN MI NOMBRE.

Por un Sáhara libre,
Salka Embarek

martes, 9 de noviembre de 2010

En el mestizaje está la belleza

El pasado jueves, 4 de Noviembre, en Los Diablos Azules el poeta Giovanni Collazos se estrenó en solitario en un recital digno de recordarse. Siempre con la sonrisa por fuera, siempre con la reflexión por dentro. Los versos de Gio, creo que ya lo he dicho muchas veces, me recuerdan a la selva. Hay versos vivos enredándose en todas partes, palabras que se retuercen sin dejar claro si son animales o vegetales. La poesía de Gio está viva, late y sangra, sea cual sea el tema que trate. Me gustan sus poemas políticos tanto como los de amor, me gusta el calor que desprenden, la pasión que respiran.

Presentaba Batania, que hizo una introducción muy interesante sobre varios aspectos a tener en cuenta de la poesía de Gio y éste, al principio con los nervios lógicos del protagonista, recitó bien, aunque menos de lo que hubiéramos querido escuchar.

Se quedó Gio con algunos poemas en el tintero y nos quedamos nosotros con ganas de alguno más, pero bajó de la tarima satisfecho, comentando que, por un rato, iba a dejar la humildad de lado y sentirse orgulloso de lo que había hecho. Tiene motivos para estarlo.

Foto de Jorge "Coco" Serrano.



Las lúcumas
Giovanni Collazos

Las lúcumas siempre brotaban de tus costillas
cuando gota a gota traspasaba los límites de las ramas
abreviando la sed que se injertaba en mi pecho

masticaba lumbre, con el sabor del filamento aldeano
con la vibración silente de tu hierro.

Un yaraví salía de tus ojos
con la fruta cayendo en los ponientes
para ser devorada con el soplo de las espadas
que siempre bordeaba tus huesos.

Y yo, cretinamente, siempre trepando el árbol
como niño hambriento,
con el estambre de la piel
que rasgaba el amor
con que nos tonsurábamos el cuerpo.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Este miércoles, en Madrid


Presenta Gsús Bonilla su poemario Ovejas esquiladas que temblaban de frío. El libro tiene todas las papeletas para ser una de esas joyitas que se guardan, leen, releen e incluso acarician cada cierto tiempo. La portada, de Bárbara Butragueño, le pone el envoltorio. Gsús y su forma de contar, tan cercana como él mismo, ponen el resto. Estoy deseando tener el libro entre mis manos; paciencia, el miércoles allí estaremos, asistiendo al nacimiento oficial.

domingo, 7 de noviembre de 2010

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Poema

Domesticamos el barro
y los zapatos,
la cuesta terminaba
en un montón de arena
justo en donde ahora
los niños se columpian
y nuestras bicicletas
ya no frenan en seco.

Entonces sólo era tierra de nadie,
la boca hacia el poblado de chabolas
con sus perros, gallinas y caballos.

Al otro lado de las antiguas vías
la tapia nueva
del viejo cementerio
y los pinos domésticos del parque de la Elipa.

Allí, entre los escombros,
laderas de echadizo,
rastros de ovejas y motos de trial,
éramos amapolas y flores amarillas,
niños sin campo real
ni ciudad cierta.