martes, 9 de noviembre de 2010

En el mestizaje está la belleza

El pasado jueves, 4 de Noviembre, en Los Diablos Azules el poeta Giovanni Collazos se estrenó en solitario en un recital digno de recordarse. Siempre con la sonrisa por fuera, siempre con la reflexión por dentro. Los versos de Gio, creo que ya lo he dicho muchas veces, me recuerdan a la selva. Hay versos vivos enredándose en todas partes, palabras que se retuercen sin dejar claro si son animales o vegetales. La poesía de Gio está viva, late y sangra, sea cual sea el tema que trate. Me gustan sus poemas políticos tanto como los de amor, me gusta el calor que desprenden, la pasión que respiran.

Presentaba Batania, que hizo una introducción muy interesante sobre varios aspectos a tener en cuenta de la poesía de Gio y éste, al principio con los nervios lógicos del protagonista, recitó bien, aunque menos de lo que hubiéramos querido escuchar.

Se quedó Gio con algunos poemas en el tintero y nos quedamos nosotros con ganas de alguno más, pero bajó de la tarima satisfecho, comentando que, por un rato, iba a dejar la humildad de lado y sentirse orgulloso de lo que había hecho. Tiene motivos para estarlo.

Foto de Jorge "Coco" Serrano.



Las lúcumas
Giovanni Collazos

Las lúcumas siempre brotaban de tus costillas
cuando gota a gota traspasaba los límites de las ramas
abreviando la sed que se injertaba en mi pecho

masticaba lumbre, con el sabor del filamento aldeano
con la vibración silente de tu hierro.

Un yaraví salía de tus ojos
con la fruta cayendo en los ponientes
para ser devorada con el soplo de las espadas
que siempre bordeaba tus huesos.

Y yo, cretinamente, siempre trepando el árbol
como niño hambriento,
con el estambre de la piel
que rasgaba el amor
con que nos tonsurábamos el cuerpo.

1 comentario:

  1. Gacias, Mayte!

    Recién puedo leer la crónica, andaba desconectado.

    Gracias a Ilkhi y a ti por estar, ahí, siempre.

    Abrazos!!

    Gio.

    ResponderEliminar