miércoles, 6 de octubre de 2010

Bocaditos (para entretener el hambre) - 6

 Ayer  escuché A 2 jóvenes poetas 
  hablando de sus     nietos.

2 comentarios:

  1. Dos lecturas tiene tu bocadito Mayte.
    Una es que hay poetas muy viejos siendo muy jóvenes y otra es que hay poetás jovencísimos aunque sean ya abuelos.
    Me llena de alegría la textual, la segunda.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Bletisa, la verdad es que hay una tercera, criticona y mala leche: no asumimos la madurez y con 40 años seguimos empeñados en entrar en el grupo de los "jóvenes".

    Yo no me siento joven. Me siento madura, con ganas de vivir, con empuje, ilusión, alegría... esas cosas no son patrimonio de la juventud. Si lo son los idealismos desinformados, la indecisión, la búsqueda inicial de uno mismo, la soberbia ignorancia... cosas a superar. En la madurez asumimos responsabilidades, somos conscientes de más cosas. Por eso me da risa que se empeñen en llamar joven a quien ya no lo es. ¿Qué tiene de malo madurar, aprender, conocerse? Me parece que lo de llamarnos jóvenes no es más que una estrategia comercial, un dorarnos la píldora para que nos sintamos más a gustito.

    Y todo a cuenta de una antología de jóvenes poetas, algunos ya talluditos... ya ves, yo siempre haciendo amigos, ja ja ja.

    besos

    ResponderEliminar