viernes, 27 de agosto de 2010

Poema

Contigo
hambre y cebolla,
la cintura partida
por tantas contorsiones
y la lengua
hendida
por las medias verdades.

5 comentarios:

  1. Fuertísimo, pero dicho de una forma que envuelve.

    ResponderEliminar
  2. Nada de pan y cenolla. Todo un hallazgo.

    ResponderEliminar
  3. Cebolla, claro.
    Apuntarté lo de cenolla para alguno de mis poemables locos.

    ResponderEliminar
  4. Apuntaré, claro. También lo guardo. ¿Acertaré esta vez?

    ResponderEliminar
  5. Hacía tiempo que no pasaba por aquí.
    Es precioso, pocas palabras pero que dicen tanto

    ResponderEliminar