domingo, 13 de junio de 2010

Un poema de Antonio Castellanos

Ya en alguna otra ocasión os he traído un poema de Antonio. No sé si los entendidos le considerarán un poeta de los grandes, de los medianos o de los chicos; tampoco me importa. Lo que si sé es que es un amigo de los grandes y sus poemas me emocionan, quizá porque conozco un poquito el lugar desde el que están escritos. Os dejo aquí el último que ha publicado en su blog, espero que os guste.



Seguimos vivos
Antonio Castellanos

Por si alguien lo dudaba, seguimos vivos,
atentos a lo que queda por descubrir, por venir,
intentando levantar un nuevo horizonte
ese que hace tiempo perdió la verticalidad
dejando desnudo al que se miraba al ombligo,
al que culpó de su mal al golpear del infortunio,
al valiente cobarde que no quiso amar por miedo a vivir
…que tontería, por miedo a vivir.

Y seguimos vivos porque cada día que transcurre
es un recuerdo que inevitablemente late,
una huella bajo la piel, bajo los huesos,
una enredadera de neuronas excitadas,
un nudo de lenguas, el sabor de la palabra en la boca
y del bocado del beso a la manzana,
una saliva de salivas, piel de pieles y sábanas arrugadas,
un anónimo tequiero en el andén del metro entre canciones
de anónimos músicos callejeros.

Y seguimos vivos porque conseguimos sobrevivir al rencor,
a la distancia tan cercana como las letras de un nombre,
al silencio que borró aquellos inviernos
en los que una mirada curaba del frío y la soledad,
al miedo a reencontrarse en una calle sin salida,
a los viajes sin el equipaje de quien, no hace tanto,
era nuestro copiloto en los amaneceres…
en definitiva, por si alguien lo dudaba,
seguimos vivos porque logramos sobrevivir
a la fugacidad del tiempo, a la misma vida.

Y hablando de mi, sigo vivo, claro, mientras a mi paso,
vuelan las palomas en esta calle de Madrid
donde creo haber sobrevivido a otras cien vidas
y a una de ellas sin ti...por miedo a vivir

...que tontería, por miedo a vivir.

3 comentarios:

  1. Vaya, me emocionó.

    Gracias por trarelo y compartir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. "a los viajes sin el equipaje de quien, no hace tanto,
    era nuestro copiloto en los amaneceres…"

    ...por ejemplo.

    Es complicado esto de transitar por la vida con un mínimo de garantías.

    ResponderEliminar
  3. Antonio Castellanos15 de junio de 2010, 11:45

    Gracias Mayte por llevarte este trocito y dejar que aparezca aquí.
    Muchas gracias.

    Y si, sé que conoces el lugar desde el que está escrito el poema...un lugar donde pasé unas largas vacaciones, muy cerca de la Isla de Nunca Jamás.

    Un abrazo y un beso Mayte

    ResponderEliminar