viernes, 23 de abril de 2010

Día del libro

Hace años, bastantes, traté de terminar el "Ulises", de James Joyce. Quizá no diga mucho en mi favor, pero me pareció una castaña; muy bien escrito, pero una castaña. Sé que el momento vital del lector es importante en estos casos, y lo sé por experiencia. "La isla del día de antes", de Umberto Eco, pasó dos veces por mi bolso (ese en que llevo la lectura diaria a todas partes). En la primera ocasión me dormía literalmente sobre sus páginas. Lo dejé, algunos años después volví a intentarlo y me alegro de haberlo hecho porque disfruté enormemente de su lectura.

Hoy, para celebrar el día del libro he decidido darle otra oportunidad a Joyce... pero con otra obra: "Retrato del artista adolescente". He leído apenas 20 páginas de camino al trabajo, pero intuyo que me va a gustar: me ha dado mucha rabia llegar a la última parada del bus y tener que cerrar el libro hasta la tarde.



Cuando lo termine ya comentaré qué me ha parecido. Por si no os habéis dado cuenta, en la columna de la izquierda de este blog he añadido una sección de páginas. En una de ellas, lecturas, voy añadiendo los libros que leo y, cuando los acabo, escribo una breve reseña (más bien un retazo de opinión) y una nota, del 1 al 10, según me haya gustado. En esa página se pueden escribir comentarios, así que si queréis opinar o discrepar o lo que sea, ya sabéis dónde podéis hacerlo.

2 comentarios:

  1. No puedo con James.
    Quizás sea demasiado obvia, como diría alguien ;)

    ResponderEliminar
  2. Je je. Yo al final he disfrutado este como también lo hice con Dublineses. Lo de Ulises lo dejo para cuando me jubile.

    Besos, nos vemos.

    ResponderEliminar