martes, 2 de marzo de 2010

Cabreada

No suelo comentar aquí temas políticos, pero a veces algunas cosas me superan. Sé que probablemente no se me entienda, como suele suceder con los temas controvertidos, porque cada uno lee lo que quiere leer y en lugar de escuchar otras posturas lo más habitual es encerrarse en la propia opinión y descalificar a quien piensa de otra manera. Pero hoy me toca un pie que se me descalifique.

La nueva ley del aborto no es un triunfo de nada ni de nadie. Lo siento pero no puedo verlo así y menos aún celebrarlo. El aborto no es, de ninguna de las maneras, la mejor solución para un problema que tiene muchas formas de prevenirse menos radicales. Los embarazos no deseados se pueden evitar, a estas alturas me parece increible que nos vendan el aborto como una solución a ese problema. Por supuesto que las mujeres podemos y debemos decidir en qué momento queremos ser madres, nunca diré lo contrario. Pero existen múltiples métodos para evitar esos embarazos. Y en cuanto a los casos de mujeres que no pueden tener sus hijos por motivos económicos ¿no sería mucho más lógico ayudarlas a criarlos?

Creo que el aborto es el último recurso en casos concretos, no me venga ahora nadie con aquello de "¿y una niña de 12 años a la que han violado no puede abortar?" Eso es demagogia barata. Una cosa son los casos concretos y otra que nos vendan el aborto como una fiesta, como teñirse el pelo o ponerse tetas.

¿Alguien ha comentado los efectos psicológicos que tiene el aborto en muchas mujeres? Me parece de una absoluta irresponsabilidad obviar los riesgos y las consecuencias, banalizar algo tan serio e irreversible, convertirlo en moneda de cambio para obtener votos. No es progresista, no es liberador, un aborto es una experiencia terrible de la que muchas mujeres terminan arrepintiéndose. Y ojo, que no me opongo radicalmente y como principio, entiendo que en muchos casos no hay otra opción, pero me parece repugnante esa actitud que considera que el no nacido no tiene ningún derecho.

Al final se trata de no responsabilizarse de los propios actos, de creer que todo tiene una solución fácil, papá estado nos proporciona medios para resolver cualquier cosa, no somos responsables de nada, no debemos enfrentarnos a las consecuencias de nuestros actos porque eso es carca, conservador, reaccionario... pues vale, así nos va.

Más educación sentimental y sexual completa, saludable y realista y menos medidas populistas.

6 comentarios:

  1. Practicamente en desacuerdo con todo! Mi humilde opinión me indica que:

    - La ley del aborto NO TE OBLIGA A ABORTAR. Te da la opción libre de hacerlo o no (partiendo de que, efectivamente, no conozco a ninguna mujer que se lo plantee por placer).

    - Observo algunas contrariedades. Porque si papá estado nos hace irresponsables por proporcionarnos medios para resolver cualquier cosa, ¿por qué tiene que ayudar a criar hijos cuando no puedes tenerlos por motivos económicos? Con este mismo argumento, que no ayude a nada por responsabilidad general. Dar una prestación por desempleo, por ejemplo, también hace que mucha gente se relaje al buscar trabajo...

    - Para enfrentarte a las consecuencias de tus actos no debes sólo CARGAR CON LAS CONSECUENCIAS. Yo creo que es muy bueno prevenir, pero si esto no ha sido efectivo, hay que tener mecanismos para planetearte DIVERSAS SOLUCIONES Y ELEGIR.

    Somos un país de cafres. Nunca ha habido tanta información como ahora (para lo bueno y para lo malo), pero somos dejados y despreocupados por naturaleza. Sexualmente seguimos sin tener ni idea de casi nada. O sabemos lo que hay y nos da igual. En paises como los nórdicos, Holanda, etc. tienen este tipo de leyes y más desde hace ni se sabe...Y oye, ni les ves a todos drogaos por las calles, ni abortando cada 6 horas.

    Otro ejemplo: llena la ciudad de papeleras. Te aseguro que seguirás viéndolo todo lleno de mierda.

    SOMOS-MUY-CAFRES!!!

    Beso a lo amsterdam.

    ResponderEliminar
  2. ¿Educación sentimental? ¿Qué es eso?... ¿Saludable y realista? Perdona si soy ignorante Mayte, pero esa parte no la he entendido.

    Por lo demás, no comparto tu "opinión".

    ¿Quiénes somos para juzgar a las mujeres que eligen abortar? ¿Quién vende el aborto como una fiesta? ¿Quién banaliza con este tema?

    El aborto es la opción final para quien no quiera tener hijos, NO ES OBLIGATORIO, LA LEY NO OBLIGA A NADIE, SOLO ES UNA OPCIÓN, es evidente que existen muchos medios y mucha información para prevenir, pero cuando toda precaución no funciona, cosa que pasa mucho, la alternativa que queda la elige la mujer o la pareja. Pienso que es la elección más cobarde, porque soy de los que se enfrentan a las consecuencias y a las responsabilidades, pero al fin y al cabo es una opción, ni mala ni buena, no juzgo. Es una cuestión de conciencia también, es una cuestión personal. Uno no puede saber que es lo que va hacer, cómo va a reaccionar cuando se encuentre en esa situación. Aplaudo y admiro a las madres que han elegido dar a luz en situaciones nada favorables a niños no planificados, pero no condeno a las que eligen la opción de abortar, sólo intento entenderlas. No es una situación fácil, ninguna mujer planea abortar y si lo hacen es por voluntad propia.

    Una cosa también, dices que te toca un pie que se te descalifique, eso quiere decir que piensas que te van a descalificar por tu pensamiento, por tu opinión. Nadie tiene porque hacerlo, ni tampoco se tiene que descalificar a quien piense distinto a ti. Hay que respetar todas las opiniones, se comparta o no se comparta, si éstas se argumentan con sentido común y con lógica.

    Abrazos.

    Gio.

    ResponderEliminar
  3. Respeto tu opinión, Techu, pero no la comparto yo tampoco. Más bien pienso como lo que queda expuesto en los anteriores comentarios. Cierto, somos tres "varones", y puedes decir que quienes abortan son las mujeres. Sería demagógico: el tema es ideológico y, en cualquier caso, no me tengo por machista, aunque a menudo debo hacer actos de contricción, que son muchos años de androcentrismo (existe el palabro?)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Vayamos por partes, que hay mucha tela que cotar.

    Efectivamente, la ley no obliga, regula. Y desde luego, la que había tampoco era buena. Ahora bien, insisto en que lo que he visto me ha resultado lamentable, eso de celebrar como una fiesta la nueva ley.

    No condeno a ninguna mujer que aborte, no soy quien para juzgar. Pero el discurso oficial que escucho es el de que cada una puede hacer lo que le dé la gana. Creo de verdad que en un tema tan serio no debería banalizarse, quitarle importancia, compararlo con ponerse tetas (eso lo dijo, si no me equivoco, una señora ministra).

    En cuanto a lo de compararnos con otros paises... bueno, las leyes deben servir para la sociedad en la que se dictan. Aquí, por desgracia, la sociedad no tiene el nivel de civismo y responsabilidad que en otros paises, creo que de eso nos damos cuenta todos.

    Insisto en que no estoy en contra del aborto como principio sino en contra de que se trate el tema con tanta frivolidad, resumiéndolo en "la mujer puede hacer lo que quiera".

    Lo de la educación sentimental y sexual... en una ocasión leí un comentario de alguien que me pareció que lo explicaba muy bien (siento no recordar dónde lo leí). Resumo: a los niños y jóvenes se les enseña a llevar una alimentación sana y equilibrada, a no alimentarse de comida basura, a cuidar lo que comen. También nosotros lo hacemos, procuramos seleccionar lo que comemos; la alimentación es una necesidad básica y sin embargo no nos vale cualquier cosa. Entonces ¿por qué no explicar a esos mismos jóvenes que el sexo es algo parecido? Sé que es muy poco popular mi opinión sobre este tema, pero creo que mientras se insista en vender a los chicos que en sexo todo vale seguiremos teniendo problemas. La información no sirve de nada sin educación. Ya sé que lo políticamente correcto es decir que la promiscuidad está bien, que el sexo es sólo eso, diversión. Yo eso lo encuentro bastante empobrecedor y creo que genera serios problemas; la virtud se dice que está en el término medio: tan mala es la represión sexual como el exceso de banalización. El sexo es una parte muy importante de la experiencia humana y no creo que sea lógico tratarlo como una simple necesidad a cubrir. (Hale, otro tema polémico).

    T en cuanto a la opinión de los hombres... pues creo que es muy importante. ¿O es que el padre sólo cuenta a la hora de pasar pensiones? Me gusta que Gio hable de que es una decisión de pareja (en el caso de haberla, claro).

    En fin, que no quiero que se me considere una intolerante, todo lo contrario. Jamás criticaré a una mujer que decide abortar, pero creo que es necesario tomar el tema en serio, muy en serio. Porque hay muchos puntos de vista, muchos factores, muchos detalles que hacen que no pueda ser blanco o negro.

    T Gio, por desgracia el número de intolerantes con las ideas ajenas es inmenso.

    Gracias chicos por opinar. A ver si nos juntamos y seguimos con unas cervezas. Besos a los tres.

    ResponderEliminar
  5. uy uy uy no me quiero meter en camisas de once varas, pero es que techu estoy con estos señores, sin que sirva de precedente, eh?

    ResponderEliminar
  6. El Demonio del Bien iba a hacer un comentario, pero ha decidido, con su diosa, abortarlo.

    ResponderEliminar