sábado, 26 de diciembre de 2009

Haciendo planes

Estoy estos días, como tanta gente, escribiendo cartas a los Reyes Magos y haciendo mi lista de proyectos para 2010. Son dos cosas que me gusta hacer, darles a los mios aquello que sé que les va a gustar y ponerme metas, aunque luego no las alcance.

Entre esas metas, muchas de ellas personales y privadas, otras artísticas o culturales, hay una que me ilusiona especialmente y que, aunque no espero alcanzarla a corto plazo si quisiera llegar a ella. Me va a suponer bastante trabajo y me va a quitar tiempo para otras cosas, pero estoy convencida de que merece la pena.

Os cuento todo esto porque quizá, los que me seguís, estéis notando que he pasado de tener 50 millones de blogs que actualizaba casi a diario a tener solo este, que actualizo de vez en cuando y con poca chicha. Bueno, también está 1 metro X 1 metro, que anda despegando... pero obviamente no es lo mismo que antes.

Como ya apunté en otra entrada, creo que 2010 va a ser para mi el año de los niños. Tengo para ellos un par de proyectos aparcados desde hace mucho tiempo, absorta como estaba con mis poemas doloridos, mi "trilogía" del desamor. Además de Carnaval, El año al que le faltó un mes y Últimas puntadas al sudario de Laertes, hay otros tres poemarios guardados en un cajón. No sé si algún día verán la luz en papel, de momento van a dormir una temporada mientras vuelvo a la ilusión de los más pequeños.

Seguiré escribiendo poesía, por supuesto. Eso es algo que ya no puedo dejar de hacer y como algunos sabéis estoy trabajando en nuevos poemarios diferentes a los anteriores. Pero tengo mucha tarea por delante, tarea que requiere de lápiz, papel, pinceles... y todo eso está fuera de este mundo virtual.

La agenda que publique quedará bastante reducida, con tendencia a desaparecer. Ya hay otros espacios que lo hacen mucho mejor que yo y no me parece bien hacer las cosas a medias. Espero que nadie se moleste, pero si publico una vez a la semana seguramente lo que menos me apetezca sea andar pensando con quién quedo bien y con quién no a la hora de recomendar eventos. Quiero que esto sea algo que haga con gusto y por el placer de comunicarme, de compartir.

Lo dicho, voy a seguir con las cartas a los Reyes Magos y con mi lista de proyectos. Nos encontramos por aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario