martes, 13 de octubre de 2009

Consultas a Om.
5. Cuestión de soberbia

De entre todos los vecinos de Om, Francisco es el más susceptible. Siempre anda pendiente de lo que otros dicen de él, dispuesto a defenderse de ataques que muchas veces no son reales, únicamente fruto de su imaginación.

Si Francisco ve a dos personas hablar en voz baja lo primero que piensa es que le critican, si le dan los buenos días cree que disimulan, si no le saludan cree que le hacen el vacío y si ni siquiera le ven cree que le desprecian.

Hoy Francisco ha ido a ver a Om, indignado, molesto con todos sus vecinos:

- Maestro, esto ya es el colmo.
- ¿Qué sucede Francisco?
- Esta gente, que lleva todo el día arrugando la nariz a mi paso...
- Francisco, quizá debieras...
- ¡Ya, ya, no sigas, ya lo sé! Pero te equivocas, lo que pasa es que me tienen envidia.
- Francisco...
- No, si es evidente... envidian mi éxito.
- Francisco...
- Mira, no sé para que he venido, al final te pondrás de su parte y también arrugarás la nariz... ¿lo ves? ¡estás empezando a hacerlo!
- Francisco, haz el favor de mirar...
- No, maestro, no pienso mirar hacia dentro ni meditar durante semanas, no. Sé perfectamente lo que pasa y no me hacen falta tus consejos, de hecho, no sé por qué he venido...
- Francisco, escucha...
- No voy a escucharte. Eso queda para los demás, esos fracasados que no me entienden, esa pandilla de...
- ¡FRANCISCO! ¡LO QUE PASA ES QUE HAS PISADO UNA MIERDA!

1 comentario:

  1. mayte fue un placer conocerte y ahora leerte, te sigo guapa, y mil abrazos, buenísimas fotos del partidazo,

    angel, voltios.

    ResponderEliminar