martes, 29 de diciembre de 2009

Una de Voltios

Hace tiempo que no os traigo por aquí poemas de esos que por una u otra razón me agarran de los pelos o me tiran de las orejas, me revuelven los dedos o se me agarran a las tripas, poemas de esos que me miran a los ojos y me dicen "Tú. Si, es a ti. Escucha."

Stop the world, por Laura McCullagh


Hoy os dejo el último que ha publicado en su blog Ángel Rodríguez, Voltios. Ángel es de esos poetas con vocación de señal de tráfico, de "stop", de "mire bien antes de dar un paso más". Escribe desde dentro de sus deportivas (suposición mía, que no le conozco personalmente, pero es que le pega eso de las deportivas) y cuenta lo que ve en el camino del portal a la pescadería. Todo lo que le he leído me ha gustado; no sólo eso, también me ha gustado su actitud, su "buen rollo". Os recomiendo que le leáis, no solo este poema que os traigo sino todo lo que podáis, estoy segura de que lo vais a disfrutar.



ahora parece que sí

parece
que de un tiempo
a esta parte
me siento
como el explorador
que dentro
de la desmadejada selva
consigue dar
con la ruta adecuada
para salir de ella

no creas
que soy de esos tipos
incapaces
de detenerse
en los jodidos detalles

que lo hago

incluso cuando duele

aunque tarde
como he tardado
meses
en ir abandonando tanto follaje

y creo
que ha llegado el momento
de dejarme de jilipolleces
y contarte
que sino he salido
estoy a punto
de patear
la depresión
a la que con un par
y durante tiempo
miré a los ojos

empuñando
como todavía empuño
los pasos
que me están sacando

pues soy
de los que prefiero
andar al milímetro
que arrastrarme
a cuatro patas

lunes, 28 de diciembre de 2009

Un libro para los pequeños

MELENA

Texto: PABLO ALBO
Ilustraciones: RIKI BLANCO
Editorial: Faktoría K de libros
Encuadernado en cartoné.
40 páginas en color. 16x16 cm.
ISBN 978-84-96957-70-1
Colección Textos Infames
Precio: 10 €

"He tenido que cortarme el pelo.
Ha sido una experiencia nueva para mí.
Algunas personas me decían que me había
crecido demasiado. Sobre todo mi madre.
Pero no ha sido por eso..."

A casi todos los niños les gustan los cuentos en que la realidad deja de ser lógica y aburrida para dar paso a un mundo en el que casi cualquier cosa es posible. Este cuento es de ese tipo, divertido y sorprendente, además de muy bien ilustrado. Recomendado a partir de 7 años.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Haciendo planes

Estoy estos días, como tanta gente, escribiendo cartas a los Reyes Magos y haciendo mi lista de proyectos para 2010. Son dos cosas que me gusta hacer, darles a los mios aquello que sé que les va a gustar y ponerme metas, aunque luego no las alcance.

Entre esas metas, muchas de ellas personales y privadas, otras artísticas o culturales, hay una que me ilusiona especialmente y que, aunque no espero alcanzarla a corto plazo si quisiera llegar a ella. Me va a suponer bastante trabajo y me va a quitar tiempo para otras cosas, pero estoy convencida de que merece la pena.

Os cuento todo esto porque quizá, los que me seguís, estéis notando que he pasado de tener 50 millones de blogs que actualizaba casi a diario a tener solo este, que actualizo de vez en cuando y con poca chicha. Bueno, también está 1 metro X 1 metro, que anda despegando... pero obviamente no es lo mismo que antes.

Como ya apunté en otra entrada, creo que 2010 va a ser para mi el año de los niños. Tengo para ellos un par de proyectos aparcados desde hace mucho tiempo, absorta como estaba con mis poemas doloridos, mi "trilogía" del desamor. Además de Carnaval, El año al que le faltó un mes y Últimas puntadas al sudario de Laertes, hay otros tres poemarios guardados en un cajón. No sé si algún día verán la luz en papel, de momento van a dormir una temporada mientras vuelvo a la ilusión de los más pequeños.

Seguiré escribiendo poesía, por supuesto. Eso es algo que ya no puedo dejar de hacer y como algunos sabéis estoy trabajando en nuevos poemarios diferentes a los anteriores. Pero tengo mucha tarea por delante, tarea que requiere de lápiz, papel, pinceles... y todo eso está fuera de este mundo virtual.

La agenda que publique quedará bastante reducida, con tendencia a desaparecer. Ya hay otros espacios que lo hacen mucho mejor que yo y no me parece bien hacer las cosas a medias. Espero que nadie se moleste, pero si publico una vez a la semana seguramente lo que menos me apetezca sea andar pensando con quién quedo bien y con quién no a la hora de recomendar eventos. Quiero que esto sea algo que haga con gusto y por el placer de comunicarme, de compartir.

Lo dicho, voy a seguir con las cartas a los Reyes Magos y con mi lista de proyectos. Nos encontramos por aquí.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Crónica cálida de un sábado gélido

Pocas veces he disfrutado tanto como el pasado sábado en Espacio Lector Nobel. A pesar del intenso frío, fue una tarde llena de calor, una fiesta de libros, niños, escritores, libreros y editores, una fiesta con versos, vino y canapés, con amigos, familiares y vecinos. Fue una tarde memorable en la que además de hacer lo de siempre, es decir, recitar cosas tristes con muy poca voz y ponerme colorada, además de eso, hice algo nuevo...

... nuevo de cara al público, porque es algo que llevo años haciendo en la intimidad de mi casa: me refiero a recitar, interpretar, contar para los más pequeños. Y me sentí como nunca, tan a gusto que hubiera podido quedarme allí, rodeada de niños, toda la tarde. Salí de allí convencida de mi vocación de poeta niñera, de ilustradora de sueños infantiles, con ganas de ir viendo terminados algunos de los proyectos que tengo en marcha y que son para ellos, para los pequeñines. Creo que 2010 va a ser para mi el año de los niños.

Este poema, "Mi mascota", es uno de los que leí el sábado. Disfrutadlo.


Pinchad sobre la imagen para ampliarla

sábado, 19 de diciembre de 2009

Recordatorio

Sin ánimo de ser pesada... esta tarde, a las 19h tenemos una cita. Os espero.

Espacio Lector Nobel.
Arroyo de la Media Legua, 46
Metro: Vinateros o Estrella.
Autobuses: 30, 32, 113, 20, 8, 71.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Primer album

A modo de casi-ejemplo o como primera contribución al proyecto 1 metro X 1 metro, este metro de agua.

lunes, 14 de diciembre de 2009

el sábado, en mi barrio


Este es de los eventos que me dan algo así como calorcito, será por lo de ser profeta en propia tierra o porque no tengo que coger el metro. Espero ver allí a mis vecinos, a mis amigos, a mi familia... yo estaré como en casa.

Os espero.

jueves, 10 de diciembre de 2009

La luna de mi mamá

Sigo recuperando algunas de las cosas que publiqué en los otros blogs, esos que ya no actualizo y que se han quedado un poco solos desde que decidí centrarme en este.

Hoy, vuelve "La luna de mi mamá", poema-nana para los más pequeños. Es sólo un borrador. Entre mis nuevos proyectos está convertir estos borradores en algo con más "entidad". Ya iremos viendo...

Pinchad sobre la imagen para ampliarla.

martes, 8 de diciembre de 2009

1 metro X 1 metro

Lanzo hoy un nuevo proyecto abierto a todos aquellos que quieran participar. Espero contar con vuestras fotografías, con vuestros puntos de vista e interpretaciones particulares de la realidad. Pinchando sobre la imagen podéis acceder al blog del proyecto e informaros mejor.



Cualquier duda, sugerencia o lo que se os ocurra, podéis plantearla mediante un correo a 1metrox1metro@gmail.com.

¡Animaos a participar!

sábado, 5 de diciembre de 2009

Crónica invisible, que no imaginaria

Sé de buena tinta que hubo relojes que se contagiaron del tiempo a destiempo y ahora marchan a contratiempo. Sé también que en la noche del jueves se escuchó un grito y hay quien asegura que lo dio el taguloguta. Todo esto lo sé porque estuve allí, entre los ausentes, prestando oídos sordos y dando palmas mudas.

Astronomical clock, por Aliyah (Rep. Checa)

José Luis Zúñiga, maestro de ceremonias informales y poemas insolentes, presentó su último libro ("Nada de último", diría a la periodista que debería haberle entrevistado, "realmente es solo el anterior") en el Café Libertad 8, acompañado de amigos y espíritus, muchos espíritus que, por J o por B, por H o por K, no pudieron confirmar su presencia corpórea. Y tan a gusto estuvo el maestro sobre el escenario que en algún momento se le vio levitar, uniéndose a nosotros, los que desde otros lugares soplábamos en su dirección para enviarle ánimo y darle calorcito con nuestro aliento.

Ocurrió que la alegría se escapó por las costuras del Café y aún a esta hora no han conseguido arreglar el escape. Ocurrió que algunas notas se quedaron pegadas a la ropa de los asistentes y por lo que se ve, no hay manera de sacarlas. Ocurrió que muchos se fueron a casa con ganas de repetir y otros nos quedamos con ganas de empezar. Y todo eso ocurrió porque durante un breve espacio de tiempo, Jose Zúñiga puso a cero el cronómetro y envolviendo sus poemas y canciones para regalo hizo que las esferas de los relojes reflejasen una sonrisa en lugar de dar la hora.

viernes, 4 de diciembre de 2009

un gran libro para todos

Lo venden en la sección infantil de la librería de mi barrio, pero estoy segura de que gustará tanto a los peques como a los mayores. Ayer lo estuve (h)ojeando largo rato y lo apunté entre las cosas que pedir a los Reyes Magos para mis hijos. Es una delicia. Las ilustraciones de Elena Odriozola, premio Euskadi de Ilustración 2009, son verdaderamente preciosas. Neruda gana con estos dibujos, el ojo se queda atrapado en las páginas y se hace difícil cerrar el libro.

Oda a una estrella, Neruda ilustrado por Elena Odriozola. Para saber más, pinchar sobre la imagen.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Editoriales y ¿cultura?

Este es el comentario que le he dejado a Pepo Paz en su blog (el cual, por cierto, es de esos odiosos que constantemente abren ventanitas de publicidad de esas que hacen ganar dinero a su autor). La cosa, para quien no lo sepa, viene por ese blog de Batania "Poesía mundial de la A a la Z". Todos los que leemos sabemos que en los libros, en letra pequeñita, suele haber una frase parecida a esta: "Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra sin el permiso expreso de su autor". Bueno, pues Batania esto se lo saltó. Los de Bartleby le dieron un aviso y él se avino a retirar los poemas de dicha editorial, eso si, escribiendo en su blog su opinión personal sobre el asunto. De ahí a la guerra en menos de 48 horas... si tenéis tiempo profundizad, meditad y opinad. Yo me limito a copiar aquí mi comentario:

"Partiendo de la base de que lo que Batania ha hecho es ilegal, me da la impresión de que estáis sacando las cosas de quicio... ¿de verdad creéis que esto le quita algo a quien ha traducido el libro? ¿de verdad pensáis que si no se hubieran publicado esos poemas en un blog habríais hecho más caja?

Ya en el terreno de las descalificaciones personales ni entro, porque eso de "¿Trabaja Batania?" me parece tan lamentable y poco inteligente como la polémica en si.

Anticipo, eso si, que a quien me pregunte por el libro de la Plath tengo intención de decirle "no te lo compres, yo te lo presto"... salvo que se esté planteando el préstamo como conducta delictiva, claro. ¿Le quitará eso de comer a los hijos de los traductores? Qué bonita imagen, tan próxima la Navidad... el malvado Batania arrebatando el pavo de sus boquitas.

En fin, las editoriales y su concepto de la cultura..."

martes, 1 de diciembre de 2009

Una de niños

Este es el número especial para niños de Al otro lado del espejo, la revista de relatos de La Vida Rima. Son cuentos escritos por peques (y algún grandote) y estoy segura de que os van a encantar. Además, tengo la enorme satisfacción de haber hecho una de las ilustraciones.



En cuanto salga en papel, os aviso para que corrais a comprarla antes de que se agote.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Churras, merinas y caras nuevas

Como muchos sabéis, el pasado viernes recité junto a Ada Menéndez y Marta Noviembre en el Entrelineas. Fue un recital muy bueno, de verdad. Hubo un poco de todo, risas y momentos serios, poemas erótico-festivos, durillos, alegres... en fin, yo creo que las tres compartimos con el público asistente un poco de todo lo que cada una somos. Llenamos el local, hasta arriba, nos presentó, víctima de una encerrona imperdonable, Enol Sanyago y por los comentarios que escuchamos, el "espectáculo" gustó.

Como ya va siendo tradición, toda esa gente que insiste en que avise cuando vaya a recitar, los que juran que la próxima no se lo pierden, los que adoran lo que hago, todo esos admiradores virtuales volvieron a ser eso, virtuales. Afortunadamente hace ya tiempo que sé que cuesta muy poco ponerse delante de un ordenador y deshacerse en elogios. Por eso no me creo practicamente nada de lo que me escriben, ni bueno ni malo.

Si, malo, porque a mi también me pasan esas cosas de que alguien me amenaza o me insulta a través del blog. Lo que pasa es que jamás entro al trapo, sencillamente borro la estupidez y sigo a lo mio, como si nada. Me pasan muchas, muchas cosas a las que no doy importancia. Por ejemplo, a mi también me han censurado una entrevista y lo mismo algún día la publico aquí, ya que quien me la pidió no parece querer publicarla.

Cuento todo esto porque me hacen una cierta gracia los dramas que pueblan la blogosfera. El anonimato es un escudo tras el cual se esconden todo tipo de desequilibrados. Y me parece tonto ofenderse por esas cosas. La vida real transcurre fuera de internet, las relaciones reales no se basan en redes sociales, la amistad existía antes de Facebook y era otra cosa, la meta de un autor no debería ser tener comentarios o visitas en su blog, sino escribir mejor. Cuando uno centra toda su actividad en las estadísticas, en los seguidores, en los comentarios, en los links, lo menos que puede esperar es que se le arrime algún pirado, que hay muchos en la red.

Hay muchas maneras de conseguir visitas, pero creo que la única que debería satisfacer a un autor es la calidad de los contenidos, no los intercambios de comentarios almibarados. Si tengo un blog no es para hacer amigos sino para compartir con quien esté interesado lo que hago. Si gusta, bien, si no, también. Eso si, no acepto insultos, pero es que este es mi espacio y hago con él lo que me da la gana.

En cuanto a los amigos... no sé quién se inventó eso de que los poetas son diferentes, especiales, seres puros y etéreos adornados de virtudes ausentes en el resto del género humano. Los poetas solo son un grupo de bípedos (en su mayoría), medianamente civilizados (en su mayoría) a los que une una afición común que las más de las veces no es tan común, puesto que son incapaces de determinar qué es poesía y qué no lo es. Entre los poetas los hay miserables y generosos, hijos de puta y bellas personas, perfumados y con olor a rancio. Es difícil hacer amigos entre poetas como seguramente lo sea entre albañiles o vigilantes de seguridad... bueno, igual lo de los vigilantes merecería capítulo aparte.

¿A que viene pues extrañarse de traiciones, intereses, desintereses, caricias en el lomo, puñaladas por la espalda, ya-no-te-ajunto, si-criticas-a-mi-amigo-te-vas-a-enterar y demás pejigueras? Los poetas tienen todos su puntito vanidoso y exibicionista. Dale un blog a un poeta y ya la tienes liada... el ego-surfing se queda corto.

La verdad, empiezo a estar un poco aburrida de este mundillo endogámico en el que parece que hay que comentar por obligación, llevar la agenda de recitales que son siempre de los mismos diez o doce autores, pon mi cartel y yo pongo el tuyo, ven a escucharme y yo juro que iré a verte a ti... es tan cansado. Hay que andar siempre con cuidado porque las vanidades ajenas suelen ser muy sensibles y enseguida se te ofende el personal. Eso o hieres la susceptibilidad de alguien porque no has sabido redactar una entrada o comentario de manera que la ironía con que querías hacerlo fuera indiscutible y captable al primer vistazo.

En fin, que va a dar igual lo que diga, porque parece que nos tomamos los blogs más en serio que el testamento de un tío millonario... Me quedo con la alegría de haber contado el viernes con una veintena de caras nuevas escuchando a TresMendas.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Consultas a Om. 6.
La cita de Tiburcio.

A Gio y Jose, gracias por la inspiración.
A don Tiburcio, mi abuelo.


- Om, te voy a contar un sucedido...

Tiburcio es ya mayor, debe rondar los 80. Se acerca cada día a casa de Om después del café de media mañana, con su palillo asomando de la comisura izquierda. Dicen que hace años le dio un "chungo", que tiene aún algunos músculos paralizados y que por eso utiliza el palillo, para que no se le note que tuerce la boca.

Antes de empezar a relatar, se quita la boina y se rasca la calva.

- Me pasó el otro día, cuando bajé a Madrid...

- ¿Cuándo fue eso, Tiburcio? No recuerdo que haya dejado de venir un solo día...

- ¿Qué más da?

Y es que Tiburcio lo cuenta todo como si le hubiera sucedido a él, pero probablemente no sea así... o quizá sí, con algunas personas nunca se sabe.

- Te decía; bajé a Madrid y acabé comiendo en el centro, en un sitio de esos de menú del día. ¡Qué camarera, oye! Una de esas mozas que ya no se ven...

- Rellenita...

- No, no, nada de rellenita... gorda, como nos gustan aquí. Y sana ¿eh? se la veía sana. No era española, yo creo que debía venir de las indias...

- Tiburcio, eso de "las indias" dejó de decirse en tiempos de su tatarabuelo, por lo menos.

- ¡Anda! ¿Y a mi qué? ¿No me has entendido?

- Vale, vale, siga...

- Pues nada, que le pedí una cita. Nada serio ¿eh? que no estoy yo ahora para compromisos... una cita para dar un paseo por el Retiro, para que me vieran en Madrid del brazo de esa moza, vamos.

- ¿Y qué le contestó?

- ¿No te he dicho que no hay mujer que se me resista?

- Mil veces, pero aún no lo he comprobado...

- Pues esta tampoco se resistió. El caso, a lo que iba, es que no estaba yo preparado para una cita... bueno, me aseé por la mañana, claro, quiero decir que no tenía nada para obsequiarla, tú ya me entiendes... La recojo en el restaurante, vamos paseando y de repente pasamos por delante de un supermercado y veo dentro una máquina de esas de echar monedas, pero no como la del bar: una de ramos de flores. Nada, que le digo a la moza "Aguarda un momento, voy a regalarte algo", saco unos euros del monedero y busca por aquí, busca por allá, que no encuentro la ranura...

- ¡Ay, abuelo, una cita con una real moza y no encuentra usted la ranura!

- ¡Abuelo de mis nietos!... y no me interrumpas, que pierdo el hilo... Al final, encuentro una ranura, echo las monedas, me dice "seleccione el producto", me voy y miro el número de un ramo de rosas rojas, ya sabes, el color de la pasión... el 15, la niña bonita... le doy a los números, la máquina que me dice "espere", hace sus cosas, todas con ruido y me dice "recoja su producto"... y yo, todo caballero le digo a la moza "Ahí dentro está"...

- ¿Y?

- Mete la mano, mira el regalo, me mira... en fin, una catástrofe.

- ¿Pues? ¿No le gustaron las rosas?

- ¿Qué rosas ni que rosas? ¡Me equivoqué de máquina y le regalé un sandwich de atún!

viernes, 27 de noviembre de 2009

La mujer transparente. IV.

"Te quiero mucho lejos. Vuelve tarde"
José Luis Zúñiga

Si decides volver
ten muy presente
que desterré el miedo
a que te fueras
y no se me atraganta
el "vete con tus cuentos"
que nunca dije
por si tenía espinas.

Si decides volver
ten muy en cuenta
que me tragué
uno a uno tus desprecios
con hueso y piel,
cerezas venenosas;

sin rencor,
sin odio
pero con puntería
esas semillas
darán en tu diana,
en el espejo ese
al que no miras.

martes, 24 de noviembre de 2009

R-Evolución. III.

Hay un amanecer
en cada hoja,
en cada nervadura necrosada,
una promesa
en la savia paralítica
que derrama su esencia
en amarillos

hay, en la podredumbre venidera
un bullir
de futuros reinventados;

no es la muerte el otoño
y a falta de paciencia
en los ojos preñados
de luces de colores,
parecer el fin
es el juego de manos
del sabio
que se mide
a si mismo
en horizontes.

jueves, 19 de noviembre de 2009

La mujer transparente

III

Hace años
te estoy llamando madre,
unidas nuestras pieles
por ese hombre
al que diste la vida
y yo
daré el futuro...

y hoy me cuentas
que sólo fue su llanto
lo que te condenó a la tortura

y no sé
si este hombre
será como su padre
ni si el amor
se volverá derrota
y las caricias
derecho
herida
asco

él ha visto
a la esposa
disolverse en la nada,
a la mujer que fuiste
volverse transparente,
él lo sabía
y nunca dijo nada...

dime, madre, ¿le hablaste del respeto?
¿le mostraste
su puesto
en un mundo de iguales?

si no lo hiciste,
si no sabe ser hombre,
si permite a la fiera
que entre en nuestra casa,
tú también, madre,

tú,
serás culpable.



Estos poemas que publico, ahora bajo el título común de "La mujer transparente" forman parte de un poemario en el que estoy trabajando, inspirado en hechos reales, experiencias propias y ajenas.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

los dibujos de friedrich


Interesante y muy recomendable la exposición "Caspar David Friedrich: arte de dibujar" que hasta el 10 de Enero se muestra en la Fundación Juan March (c/Castelló, 77 - Madrid).

Pintor romántico, autor de numerosos paisajes imaginados, Friedrich poseía una habilidad innegable para el dibujo, como puede comprobarse en los apuntes que tomaba del natural y que posteriormente incorporaba a sus cuadros. Estos apuntes, exquisitamente trazados, retratan la naturaleza con ojo de botánico, pendiente de cada detalle, cada nervadura, cada rama, cada hierba. Árboles, helechos, rocas, nubes, elementos tomados de la naturaleza que cobran nueva vida a través del lápiz y la pluma.

Una muestra para el disfrute de aquellos que aprecian la precisión del trazo, la delicadeza de un trabajo minucioso y exhaustivo que no olvida nada y nada deja al azar. En definitiva, una delicia.

Y casi a modo de juego: dos cuadros. En ambos utilizó Friedrich el apunte del árbol que encabeza esta entrada. En uno de ellos es fácil encontrarlo, en el otro es un poquito más complicado, pero en ambos está.

Klosterruine im Schnee. 1818 - Óleo sobre lienzo.

Giant Grave by the Sea, 1806-07.

martes, 17 de noviembre de 2009

serrando versos en Moralzarzal

Fue el sábado 14 a las 10 de la noche. En Moralzarzal, antes de que empezase a llover, desafiando al fútbol. SORCAS invitó, La Vida Rima se sumó y nos encontramos sobre el escenario dispuestos a compartir versos.

Gemma Cotrina, presentadora del evento, anfitriona y amiga.

Ricardo Bornez, autor de las fotos y poeta todoterreno.

Silvia García, una de nuestras anfitrionas de SORCAS, recitando a Miguel Hernández.

Ángel, escultor local que nos deleitó con poemas de Jorge Guillén.

Ena recitando, acompañada de Laura, que bailó al ritmo de sus versos.

Ilkhi Carranza, llenando de luz y color el escenario.

Yo, sacando lo más amable de mis "Últimas puntadas al sudario de Laertes"

Manolo Baylina, genial en uno de sus paseos poéticos.

Y el público, la sala, las velas, la noche... todo magia y poesía. Estoy segura de que repetiremos; en Moralzarzal nos tratan tan bien que estamos deseando volver. Gracias a SORCAS por dedicar de nuevo una noche a la poesía, gracias a Ricardo por el transporte y las fotos, a Manolo por sumarse a este evento, a Gemma por su entusiasmo, a Silvia por todo y por lo que vendrá, a los participantes y sobre todo a Ilkhi, por tranquilizarme y consolarme, por el poema que me dedicó, por tanto que no cabe en este blog...

domingo, 8 de noviembre de 2009

La mujer rota

II.

Eso
no es amor
es otra cosa,

le dices que le amas
porque le necesitas
porque te han dicho
que sola
no eres nada
y tú
te lo has creído

y si,
le amas,
le dedicas tus horas, tus besos, tu piel hecha jirones,
le regalas caricias que nunca ha merecido

y piensas que le amas,
se lo gritas a quienes te defienden
se lo gritas
a esos que lo saben,
los que conocen ese dolor que bulle
negro, aterrado,
debajo de tu almohada

jamás
te puso un solo dedo encima
y sin embargo
oscuros hematomas, antiguos, inflamados,
tatuan cada día
de esta historia

nadie puede separarte los párpados,
nadie hacerte ver
que nada debes
a quien nada te ha dado
si no le convenía

y mantienes esa inquebrantable
indecisión
amor mal entendido

porque el amor
no miente, no hiere, no insulta
porque eso no es amor,
es otra cosa.

sábado, 7 de noviembre de 2009

la sal del puchero

Sea of Salt, por Evan Ludes

Contaba mi abuela la fábula de la mujer que a la hora de sazonar un guiso se echaba en la palma de la mano un puñadito de sal del que iba tomando pellizcos que añadía al puchero. Después de añadir y probar varias veces, miraba la sal que le quedaba en la mano y diciendo con gesto displicente "¡Bah, que más da!", echaba en el guiso toda la sal que le quedaba.

Por si alguien no lo ha entendido, criticaba con esta anécdota a aquellas personas que hacen su trabajo de manera descuidada, sin preocuparse por la calidad del resultado sino simplemente buscando terminarlo de forma rápida y cómoda.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

poema

A cada una de esas mujeres que solo descansarán
el día que entierren a sus maridos,
y que, por desgracia, son todavía muchas,
demasiadas.

Se te pierde de pronto
la pupila
en el llanto del hijo
que aún hoy
no entiende las maletas
llenas de él, posadas en la puerta,
cargadas del veneno
que nunca le escupiste,
todas sus cosas
de nuevo
en tu armario
porque el niño lloraba
y tú,
madre,
esposa,
preferiste tu llanto
al de tu hijo
y te tragaste treinta años de cristales.

martes, 3 de noviembre de 2009

poetastras y poetastros

Dice Valentina, poeta, utilizando esa lógica que nos enseñaron en el colegio:

Los que recitan en el Bukowski son poetastros
Valentina recita en el Bukowski
Valentina es una poetastra

Los poetas de verdad, de esos buenos, ¿dónde recitan?
Igual voy y no me dejan pasar.

(Viene a cuento de un párrafo publicado en el blog de unos señores que casi siempre escriben sentando cátedra pero no se sabe quienes son y de los que no voy a decir nada más.)

Siempre hay alguien dispuesto a salvarnos de la ruina que supone recitar en el lugar equivocado, siempre hay alguien que se erige en juez, en crítico con fundamento y se dedica a clasificar lo que cae en su órbita en bueno/malo, correcto/incorrecto... Resulta que para ser buen poeta "hay que". Pues prefiero el bando de los malos, el de los fracasados, el de los poetastros. Porque en el bando de los buenos te dicen qué hacer y cómo hacerlo, tienes que sonreír y ser educado, moverte en los círculos adecuados, saber elegir a tus amigos, relacionarte, promocionarte, ser persona pública... y yo no quiero hacer esas cosas.

Yo quiero ser poeta, no Señora Doña Poeta, sino poeta, de los que se ponen bata y zapatillas al llegar a casa, de los que hacen tortilla francesa para cenar y desayunan café instantáneo, poeta de los que no tienen asistenta y saben fregar la taza del váter, poeta de los que se preocupan de lo que escriben y no de lo que venden. Y quiero ser poeta porque a la Señora Doña Poeta cuando alguien le dice que su obra es magnífica la Señora Doña Poeta sospecha que a continuación vendrá un "tengo un sobrinito que escribe, ¿podría echarle un vistazo / recomendarle / ayudarle / apadrinarle?" y no sabe si su obra es magnífica o solo lo son sus contactos.

Así que estoy con Valentina, poeta, en la lista de poetastros, gaviotas de ciudad, topos al sol, delfines de agua dulce, criaturas, en fin, de rumbo errado y entrada vedada al exclusivo club de las Señoras y Señores Poetas De Verdad.

lunes, 2 de noviembre de 2009

agenda de noviembre

Iré actualizando la agenda según reciba información, carteles y demás. De momento esto es lo que tengo. Recordad que siempre la podéis consultar pinchando en ese cartelito de arriba a la drecha que dice "agenda"...

Madrid


todos los miércoles, a partir del 4 de Noviembre


miércoles 4


jueves 5




viernes 6


domingo 8



Ciudad Real - jueves 19



Lleida - jueves 5

Sevilla



Zaragoza - miércoles 4

miércoles, 28 de octubre de 2009

poema

Vincent van Gogh (1853-1890)
La iglesia de Auvers-sur-Oise, vista del presbiterio
Junio de 1890
Óleo sobre lienzo
Alt. 94; Anch. 74 cm.
París, museo de Orsay


En cada pincelada
obra
sombra
la huella del ojo,
la luz entre los dedos,
el aliento del hambre
y la locura;

esa hebra
sensible
tensa
vibra,
profunda nota
erizada de preguntas.

No hay respuesta
de azules y amarillos,
no hay razón
de ojo y girasoles,
callan los gestos,
enmudencen las horas
y solo queda
desnuda
la evidencia.

jueves, 22 de octubre de 2009

escultura con madera reciclada


Michael Ferris Jr. realiza una impresionantes esculturas utilizando madera reciclada. Sus retratos sorprenden por lo realistas e innovadores. Son algo así como mosaicos en tres dimensiones. Cada retrato es una construcción colorida y dinámica, llena de vida que contrasta con el gesto serio y estático del retratado, propio de la escultura más clásica. Ferris combina la tradición con un minucioso trabajo de reciclado y coloreado de madera para dotar a la superficie de cada escultura de una vitalidad que se percibe al primer vistazo.

En su web podéis ver algunas de sus obras y observar su evolución y una selección de obras desde 1994 hasta hoy. También hay algunos dibujos y algo más de información. Espero que os guste.

lunes, 19 de octubre de 2009

Rutina quebrada

A veces en un corto espacio de tiempo se unen hechos y circunstancias que convierten la rutina en algo lejano, ajeno, extraño... Eso me ha ocurrido este fin de semana.

El viernes tuve la suerte de disfrutar del recital conjunto de Gio Collazos, Bárbara Butragueño, Andrés González Andino y Hasier Larretxea. Presentaba Batania, incisivo y autocrítico como de costumbre. Y lo hizo dibujando en el aire a su poeta y rodeándose de otros cuatro cuya poesía abrió en canal con un par de certeros toques de florete, así, como el zorro, ris-ras-ris, la B de Batania se nos quedó dibujada en la frente.




Recitó Bárbara desde su nube, creando esa atmósfera tan especial, serena, quieta, hipnótica... tanto que cada vez que callaba parecía que acababa de descender de esa altura en la que se instalan sus versos y su voz, esa altura desde la que golpean de pronto quebrando el sueño de la rutina adormilada.

Recitó Andrés y todo se llenó de puertas y ventanas abiertas, de una corriente que arrastraba versos e imágenes, de una luz diferente. Nos miró a los ojos y nos llenó de preguntas, nos miró directamente al forro de los bolsillos y avergonzados tuvimos que meter un dedo en el descosido para que no se nos escapasen las respuestas.

Recitó Gio y nos invadió la selva, se nos calentó la sangre y fuimos por un rato habitantes de un mundo más colorido, espectadores con los ojos más abiertos. El olor de la tierra nos mojó los labios y se nos enredaron en los dedos sus versos de liana.

Recitó Hasier y de pronto cambió el paisaje y todos fuimos monte y vaca y lluvia y quizá algo más jóvenes y quizá algo menos sordos.

Recitaron y a mi se me sublevaron los versos. El sábado me llené de emociones, el domingo me inundé de aire limpio y horizonte, de trenes y silencio y hoy tengo que caminar con cuidado para no tropezarme con poemas que quieren que los escriba, imágenes que se enroscan en los tobillos, proyectos que me gritan al oído. La rutina se me ha quebrado y no tengo ninguna gana de recomponerla.

viernes, 16 de octubre de 2009

Más cambios

Cuando la vida cambia y se pone toda de otro color, cuando el paisaje fuera de casa empieza a ser otoñal y dentro es de nuevo primavera, cuando el verano quiere quedarse en mi piel y el invierno se cuela por las rendijas de la madrugada, es ahora, cuando todo muta y gira y se recoloca, cuando retomo viejos proyectos e inicio otros nuevos.

Abro y cierro poemarios, recopilaciones de relatos, colecciones de dibujos, pinturas y fotografías. Las historias se me escapan y van dejando un rastro que me empeño en seguir, tirando de ese hilo que se agita travieso para que no le pierda de vista. Y así, escribo, escucho, miro, siento y con los ojos cerrados huelo este bosque nuevo y a la vez antiguo en que me he internado, este bosque eterno en que a cada paso la vida se revela.

Después de un verano de mar y pensamientos caracola, de indagar en la vida que viene del agua, en la historia y todo lo que nos ha ido dejando como abono del que nos alimentamos, llega el otoño y con él la naturaleza se prepara para enroscarse de nuevo sobre si misma y ser principio y fin. Se pudre la vida, cae en el letargo y descansa la tierra. Tiempo de crecer hacia dentro, de recogerse y prepararse para un nuevo ciclo que llegará con la primavera.

Poco a poco iré compartiendo con vosotros todo esto que os cuento y que ahora mismo, por motivos técnicos y de tiempo no llega a asomarse a este blog. Poco a poco.

Como véis, sigo haciendo cambios en el blog, despacito y con cuidado de no romperlo todo. De momento, novedades hay pocas, aunque encontraréis todo cambiado de sitio. Paciencia, terminará quedando bien. Eso si, aún no he descubierto la forma de que la primera entrada no tenga el mismo tamaño que la barra lateral... pero no desespero, terminaré por descubrir el secreto.

martes, 13 de octubre de 2009

Consultas a Om.
5. Cuestión de soberbia

De entre todos los vecinos de Om, Francisco es el más susceptible. Siempre anda pendiente de lo que otros dicen de él, dispuesto a defenderse de ataques que muchas veces no son reales, únicamente fruto de su imaginación.

Si Francisco ve a dos personas hablar en voz baja lo primero que piensa es que le critican, si le dan los buenos días cree que disimulan, si no le saludan cree que le hacen el vacío y si ni siquiera le ven cree que le desprecian.

Hoy Francisco ha ido a ver a Om, indignado, molesto con todos sus vecinos:

- Maestro, esto ya es el colmo.
- ¿Qué sucede Francisco?
- Esta gente, que lleva todo el día arrugando la nariz a mi paso...
- Francisco, quizá debieras...
- ¡Ya, ya, no sigas, ya lo sé! Pero te equivocas, lo que pasa es que me tienen envidia.
- Francisco...
- No, si es evidente... envidian mi éxito.
- Francisco...
- Mira, no sé para que he venido, al final te pondrás de su parte y también arrugarás la nariz... ¿lo ves? ¡estás empezando a hacerlo!
- Francisco, haz el favor de mirar...
- No, maestro, no pienso mirar hacia dentro ni meditar durante semanas, no. Sé perfectamente lo que pasa y no me hacen falta tus consejos, de hecho, no sé por qué he venido...
- Francisco, escucha...
- No voy a escucharte. Eso queda para los demás, esos fracasados que no me entienden, esa pandilla de...
- ¡FRANCISCO! ¡LO QUE PASA ES QUE HAS PISADO UNA MIERDA!

domingo, 11 de octubre de 2009

El partido, en imágenes

Ya otros se ocuparán de la crónica, de los resultados, del análisis, las estrategias y tácticas, las ocasiones, los goles, el arbitraje y demás asuntos de los que no me veo capaz de hablar con un mínimo de coherencia. Yo me limito a divulgar las imágenes de lo que para mi fue un gran partido en el que disfrutamos todos.

Como anécdota que los demás seguramente no narren, sé de buena tinta que al grito anónimo de "¡Detesto la pureza de los obvios!" el árbitro, como un resorte, se volvió, tarjeta amarilla en mano y preguntó indignado "¡¿Quién ha dicho eso?!".

Ganaron, obviamente, los obvios. Pero esto no quedará así...









miércoles, 7 de octubre de 2009

Cómo será la cosa...

... para que yo acepte acercarme a un campo de fútbol.

Veréis... es que no puedo con el "deporte rey", me produce inflamación hepática eso de que el "campo de fútbol" se haya convertido en unidad de medida cuasi universal, escuchar la retransmisión de un partido por radio me provoca una jaqueca de esas que duran mes y medio, los periódicos de los lunes, cuando traen en portada una de esas imágenes en que prima el verde-césped-futbolero, me dan sarpullido y no soporto el resumen de la jornada. Son cosas mías, detesto el fútbol aunque no a quienes disfrutan con él.

Una vez recuerdo que disfruté con un partido, creo que jugaba España y el portero era Arconada (echad cuentas, hablamos de historia antigua). Desde entonces no había encontrado motivo ni razón para perder dos minutos viendo a nadie correr detrás de un balón. Pero todo cambia...

El sábado tendrá lugar el mayor acontecimiento futbolístico de la temporada, de la década, probablemente del milenio... el sábado poetas obvios se enfrentarán a poetas elípticos... y perderán, fijo. Porque los elípticos somos los mejores, los más guapos y los que escribimos mejores sonetos, porque el fútbol es arte, poesía, con su manera de hacerse, tan elíptica ella. Por eso, el sábado los obvios saldrán derrotados y los elípticos agitaremos nuestras banderas y nos bañaremos en la fuente que más cerca nos pille, cortaremos el tráfico y saldremos en los papeles.

Preparáos, el lunes las portadas de los diarios mostrarán las alineaciones de dos equipos históricos que van a conseguir que yo me acerque a un campo y grite desde la grada "¡Arbitro, vendido!"... bueno, igual busco algo más poético, pero gritaré.




Para más información sobre el evento, pulsad sobre la imagen, el magnífico cartel diseñado para la ocasión por Gsus Bonilla.

martes, 6 de octubre de 2009

Octubre, también fuera de Madrid

Me afeaba Bletisa la agenda, por aquello de que parecía que solo había eventos en Madrid. Es cierto que son esos los únicos que recojo, pero es que normalmente solo anuncio aquellos a los que tengo intención de ir... yo y mis manías. Quizá esté feo, no digo que no. Hay unos cuantos blogeros mucho más eficientes a la hora de hacernos llegar convocatorias, como son Gsus Bonilla o Francisco Cenamor. A ambos suelo acudir a la hora de elaborar mi propia agenda, esa que a veces comparto y otras dejo olvidada al fondo de algún cajón de mi memoria. Ya dije ayer que no ando demasiado bien de tiempo.

En todo caso, para dejar a Bletisa tranquila y tal como me he comprometido con ella, os acerco algunos de los eventos de los que he tenido noticia y que por ser fuera de mi ciudad tendrán que celebrarse sin mi presencia, que ya es lástima, je je. Seguramente haya muchas más cosas, estas son solo las que me han llegado directamente, sin necesidad de buscar. Va por orden alfabético...

Badajoz:

Presentación de "Las siete vidas del gato", poemario de Faustino Lobato Delgado. Recital acompañado de danza y música en directo. Salón de Actos de la Facultad de Biblioteconomía, viernes 23 de octubre de 2009, a las 20.00 h.





Lleida:



Sevilla:







Toledo:



Valencia:




Valladolid:

Presentación del libro "El pez místico" (Olifante - 2009), de Nuria Ruiz de Viñaspre en la librería Margen (C/Enrique IV, 2). Viernes 16 de Octubre a las 19:30h.